martes, 22 de julio de 2008

Veo muy pocos niños con gafas de sol

Todos sabemos la importancia de utilizar protector solar para proteger nuestra piel del sol de rayos nocivos, pero ¿qué pasa con la protección ocular de nuestros ojos? Nadie se lo toma en serio. Por la calle veo muy pocos niños con gafas de sol. Cuando D&G, Ralph, Ray-Ban, Porsche, Dior, Gucci y toda la retahila de diseñadores se den cuenta del mercado potencial y hagan gafas para niños entonces se venderán.

La exposición prolongada a los rayos solaresl invisibles u de alta energía como los ultravioleta (UV) pueden causar pérdida de la visión por cataratas y degeneración macular senil. Durante los meses de verano el nivel de radiación ultravioleta es tres veces mayor que en el invierno. Las gafas y un sombrero es la combinación defensiva más efectiva y barata contra la luz solar y los rayos UV nocivos -incluso cuando está nublado.

¿Qué tipo de gafas de sol debemos de comprar? Lo más importante es que las gafas bloqueen 100 por ciento de la radiación UV-A y UV-B. No se deje engañar por el color del cristal o el precio colgando de la montura. La capacidad para bloquear la luz ultravioleta depende del tratamiento con productos especiales durante la fabricación o de un revestimiento químico aplicado a la superficie del cristal. El color no influye casi para nada. No se deje engañar por el precio; gafas baratas pueden ser tan buenas o más que una de más de 100 €. Quizás en las caras la montura puede ser más sólida pero el dinero se va en el diseño y la marca. Vigile que sean homologadas; eso quiere decir que las ha de compar en un comercio solvente y no en un mercadillo.

Además de los daños causados por la exposición al sol constante y repetida hay que vigilar los días con exposición masiva al sol. La luz ultravioleta reflejada en la arena, la nieve o el pavimento puede quemar la superficie del ojo. Los ojo pueden tener lesiones por quemadura, igual quelas de la piel. Al ser superficiales suelen desaparecer en un par de días pero ya dejan una lesión com posibles comlicaciones a lo largo de su vida.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días Doc,
Siguiendo sus sabios consejos, nuestro hijo Jan de 10 meses, paciente suyo, ya tiene las suyas. Al principio nos costó un poco que las quisiera llevar puestas, pero con paciencia se acostrumbó y ahora las lleva sin problemas. Con los gorritos nos pasó lo mismo, pero cuanto más pequeños empiezas a usar este tipo de protecciones, mejor. Ahora tiene unos cuantos gorros chulisimos y ademas de protegido está guapisimo. Que voy a decir yo, que soy su madre...
Por si a alguien le interesa, la marca de gafas es Babybanz, tienen dos tallas de 0-2 años y de 2 años en adelante, todas con velcro y en un monton de colores para escoger.Las compré por internet en www.renacuajos.com.
Saludos, marisa

Anónimo dijo...

Mi hijo que tiene 6 años y medio nos las pidió hace unos 4 veranos porque decía que le molestaba el sol; así que las tiene desde entonces y suele llevarlas, aunque a veces se le olvidan.

lady jekyll dijo...

Pues, doctor, yo ya he visto a algún crío con gafas de sol con sus gomitas para que no las pierdan. ¡Están para comérselos! Jamás pensé que pudiera haber gafas tan divertidas de color y forma. (mis hijos ya son mayores y nunca les protegí los ojos, incauta de mí. veremos...)
saludos, doc.

Cristina dijo...

Mi hija las lleva desde bien pequeñita, ahora tiene 2 años y siempre se ha quejado mucho del sol, la suerte es que le encantan las gafas, los gorros...

Asi que en ese aspecto no hay problema. Y estan tan monos...

Un saludo

Anónimo dijo...

"Anda! Un bebé con gafas de sol!"
Esto es lo que ayer oí por la calle mientras paseábamos mi peque y yo....y es que al primer rayo de sol me pide las gafas!o puede pasear sin ellas!
Esto, gracias a los sabios consejos de nuestro doctor Santi!
Lo de la gorra ya nos cuesta más... pero insistiremos.....
Felices vacaciones!!!