martes, 18 de marzo de 2008

Un buen libro sobre la adolescencia

Muchos papás me piden bibliografía sobre adolescencia. Haberla, hayla pero a muchos libros les falta ese "sello" personal con la experiencia del autor. Un político-escritor, cuyo nombre no recuerdo, afirmaba que "no sabes mucho de un tema hasta que has escrito un libro sobre él". En Cataluña se acaba de publicar un libro que aborda este periodo de la vida, cuyo autor es el Dr. Josep Cornellà. Este médico, que cuenta con una larga trayectoria profesional dedicada a la medicina del adolescente, se ha convertido en un referente nacional de esta especialidad -todavía no reconocida- pero imprescindible. El adolescente goza de buena salud física pero padece, durante su desarrollo, gran cantidad de problemas de gran impacto personal y social.

El libro, escrito en catalán, se titula Parlem de l'adolescencia y ha sido publicado el 26/2/2008 por la editorial CCG Edicions, y lo ha prologado el Profesor Cruz, Catedrático Emérito, maestro de muchísimos pediatras y, teóricamente, jubilado pero con "una marcha"... Confío que el libro se traduzca al español y no sólo lo puedan leer los catalanoparlantes. Esto de las autonomías es para según que cosas un poco "coñazo" -con perdón- porque las grandes ideas quedan reducidas al culto del entorno. Me consta que Josep habrá querido que la editorial sea catalana. Le buscaré una española; lo merece.

En la foto de la izquierda pueden ver al autor, persona serena y culta, como bien refleja la imagen, y en la foto de la derecha, la portada de su libro. Ya lo pueden comprar.

3 comentarios:

Eva dijo...

¿ha salido el libro ya en castellano?

Anónimo dijo...

Este libro es muy recomendado o a ganado algun premio imporante por ser verìdico e interesante !¿?

pau dijo...

Comentario marginal: la personalidad del reseñador de un libro puede condicionarlo, incluso aunque haya aquí un elogio sobre el contenido. Si ha gustado a quien utiliza el término "papá" en vez de padre -cómo se puede ser tan cursi, y sobre todo, qué necesaria distancia afectiva denota no existir con la utilización del término, en vez de lo lógico "padre- o aprovecha que esté escrito en catalán para denostar sobre autonomías y demás -¿hubiera habido igual lamento si estuviera escrito en ingles?-, me pone dificil que pueda gustarme a mí. Pero a pesar de todo, exploraré por otras vías sobre el autor -que haya elegido el catalán como lengua madre me pone a su favor-y a ver si hay una adecuada confluencia ciencia-experiencia personal. El tema merece la pena