domingo, 24 de febrero de 2008

De la tolerancia

Perfecta la definición de la RAE: Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

Sir Joseph, pediatra, filósofo y persona de un gran equilibrio mental, y yo somos compañeros de fatigas desde que íbamos al colegio. Hicimos la carrera de Medicina juntos, escogimos la misma especialidad y nuestras vidas se separaron. Yo me fui a mi hospital y él continúo con su labor en el Hospital Clínico. Por diferentes circunstancias los Servicios de Pediatría se unificaron y nos volvimos a encontrar pues ambos somos profesores asociados de Pediatría de la UB. Yo debo de estar cambiando sin darme cuenta, porque cada vez es más crítico conmigo. Me dice que soy más cascarrabias que antes. Es posible. Es cierto que con el paso de los años te vuelves un poco escéptico con el mundo que te rodea; sabes que hay cosas que por mucho que quieras no podrás cambiarlas a estas alturas de la vida. Lo que no se ha hecho a los 40 difícilmente se hará a los 50 excepto que seas una persona excepcional.

Quizás me he vuelto más cascarrabias en mi forma de expresar mis opiniones pero en en mi profesión me he vuelto absolutamente más tolerante. Por ejemplo, una madre me ha enviado un vídeo que recoge una parte del discurso del famoso psiquiatra Thomas Szasz que lideró el movimiento de antipsiquiatría. Aunque no comparto sus opiniones, reconozco que, al verlo en este vídeo, su buen talante y opinión me atraen.

6 comentarios:

Jetzt dijo...

Mi entendimiento en el tema, por supuesto, es nulo. No obstante hay cosas que quiero compartir:

Estuve dándole clases particulares a un chico al que se le había diagnosticado "hiperactividad". El chaval era una persona normal, algo más despistado, pero capaz al fin y al cabo. Entonces me dijo su madre y me contó sobre la medicina que necesitaba, que provenia de américa ya que aquí no se comercializaba y por lo tanto era muy cara.

No nos engañemos. Cuando tenemos un cachorro, no le administramos "medicinas" (drogas) para que juegue menos, ya que necesita quemar energía. Quizás el niño sea igual: si, despistado, pero porque solo es inquieto, curioso, quiere conocer su alrededor y ha de quemar energía.

Me recuerda al caso de "Juro por Dios que el tabaco no crea adicción"("el Dilema", película basada en hechos reales): se miente por proteger el negocio y el poder vender una droga como legal. Está claro que habrá gente que sufra trastornos, pero es muy posible que se esté tachando cualquier cosa como síntoma de algo inexistente. De hecho, hace unos dias una entrada de este blog nos comentaba el "este niño tiene un indicio de pulmonía"...

De hecho, la controversia entre doctores apunta a eso. Cuando tienes una fractura de brazo no hay duda. Cuando tienes la tension arterial alta junto tal azúcar alto junto a mareos (por decir algo) unos te dicen una cosa, otros otra, pero nadie te dice "eh, estás muy sano". Cuando hay varios doctores que te dicen que estás perfectamente y varios que te dicen que estás mal y además te recomiendan un medicamento, entonces quizás haya ue mirar con lupa los intereses de cada uno.

Aunque de todas formas, estamos en el siglo de las enfermedades mentales: la homoexualidad es una enfermedad mental, el volver de verano "síndrome de estar quemado" es una enfermedad mental, la pereza del calor de primavera es una enfermedad mental... Sinceramente, y siento la expresion, "mandacojones".

PD- ¡Siento la parrafada!

Jetzt dijo...

FUENTE: Wikipedia (como mínimo, curioso):

psicotrópico bajo fiscalización internacional con mayor distribución en el circuito legal. Se ha convertido en una de las manufacturas más redituables para el complejo industrial farmacéutico. Los ingresos derivados del mercado de drogas para el TDAH, incluyendo al MFD y sus competidoras, alcanzan sólo en EE. UU. valores superiores a los 3.100 millones de dólares.[23] Nótese que el producto bruto interno anual de unos 50 países estaría por debajo de esas cifras.

Anónimo dijo...

Querido Dr. G-T ,
hoy me voy a poner serio, porque el tema lo es, y mucho. Lo que denuncia Dr. Szasz se llama Disease Mongering que traducido al castellano, viene a significar tráfico o comercio de enfermedades. Una parte de la industria farmacéutica, conchabada con una clase médica sin escrúpulos, se dedica a crear –inventarse– enfermedades que después se tratan con los fármacos que desarrollan. Recomiendo a los fieles de tu parroquia la lectura de "Los inventores de enfermedades", de Ray Moyniham. O que se descarguen el informe que hizo del asunto el BMJ (no tiene desperdicio)

http://www.bmj.com/cgi/content/full/324/7342/886

PD. ¿G-T? Suena usted a abreviatura automovilística


Fray Dulento

Marcos Carrasco dijo...

La hiperactividad es lo bastante seria como para tratarla frivolamente.
Ni los niños son cachorros jugetones, ni lo que dice "una" pelicula sobre el tabaco tiene relacion con este transtorno.
El tratamiento del VIH aporta un gran beneficio a las farmaceuticas, ¿quiere eso decir que el VIH es un invento?
No voy a defender a la Industria Farmaceutica, ni mucho menos, pero por favor no mezclemos churras con merinas.....

Anónimo dijo...

Que fort, pobres nanos!
Sense paraules,
Mariona

Jetzt dijo...

Pero nadie duda del VIH... Y muchos sí de "enfermedades" mentales como la hiperactividad...
Sí, existen las enfermedades mentales y existen los estados mentales anormales, pero de ahí a hacer lo que se hace es posible que exista una distancia ciertamente grande.