jueves, 20 de diciembre de 2007

Vengo a que le hagan la prueba del ADN

Capítulo I
Sorprendente. Una visita aparecida en la consulta del médico residente la mamá le pide que a su hijo "se le haga la prueba del ADN. He visto que es facilísima de hacer y es muy rápida". El residente me llamó preguntándome "¿que hago?" "No te preocupes, vamos allá". Pensé que esta señora confundía el ADN con tomar la tensión arterial o comprarse un chupa-chup. Con la mosca detrás de la oreja pregunto: "Esa es una prueba muy cara, se hace sólo en casos especiales y tarda un tiempo, señora". "¿Ah, sí?, me interrumpe, pues en la serie CSI la hacen muy rápida". "Tiene razón , en las películas todo va perfecto, pero no es así ¿que le pasa al niño?" "No, a él nada". Atónito le espeto "¿porque quiere hacerle la prueba?" "Eso se lo tengo que decir en privado, ¡nene sal fuera un momento!". El residente y yo nos miramos intrigados: "Diga", su mirada es suplicante "Doctor, no sé quién es su padre".


Capítulo II (continuará)
Emoción, intriga y dolor de barriga. ¿Está bien orientada esta madre pidiendo el ADN de su hijo? ¿Se trata de una madre "polifacética"? ¿Que descubriría con el ADN? ¿Tendremos que llamar a los chuchos del Dr. House para que nos ayuden o quizás resucitar a Sherlock Holmes?

4 comentarios:

Tata-Ogg dijo...

Seguro que es lupus, lo dice House.

Mariona dijo...

Ja ja ja ja! No se quién el padre! Pues con el tiempo ya lo verá!

Mariona dijo...

Ja ja ja ja! No se quién el padre! Pues con el tiempo ya lo verá!

lady jekyll dijo...

Eso es: ¡ya lo verá con el tiempo! Pero, claro, supongo que en estas circunstancias (está claro que el niño no ha sido buscado) le corre prisa saber quién es el padre para poder reclamarle la "pasta" para la manutención del "nene sorpresa". ¡Marchando un test de ADN! Y rapidito!!