miércoles, 19 de diciembre de 2007

Más protección infantil en Internet y... gratis.

La Asociación Española de Pediatría junto con Microsoft han presentado un software gratuito que ayuda a los padres a controlar el contenido al que acceden los menores a través de Internet. Muchos padres que no tienen claro cómo dejar usar la tecnología a sus hijos, muchas veces por falta de tiempo y otras por desconocimiento.

El software es muy sencillito, se trata de que cada miembro de la familia tenga instalado en su sesión este software, de manera que se crean 4 tipos de distintos:

  • Los padres que tienen acceso a todos y son administradores de las demás cuentas
  • Los hijos de hasta 10 años con protección alta
  • Los hijos entre 11 y 14 que cuentan con protección moderada
  • Los hijos de 15 a 18 años con protección mínima

Pero, ¿cómo decide un padre qué tipo de protección es la adecuada para su hijo con respecto a Internet? Cada nivel de protección cuenta con unos valores por defecto;los padres pueden estar tranquilos si no lo tienen ni idea. A cada edad le corresponde una serie de accesos establecidos, y en el caso en el que el menor quiera acceder a otros,… puede solicitárselo a su padre o madre, ya sea si el padre está con él, metiendo éste una contraseña, o a distancia, enviando al progenitor un mensaje de petición de acceso, que podrá ser aprobado o rechazado.

Con este software se puede controlar el acceso a Windows Live, Messenger, Spaces, MSN Encarta, Xbox Live, motores de búsqueda… y los padres también pueden acceder a las páginas web que han sido visitadas por sus hijos, o a las que han intentado acceder y no han podido. De esta forma los menores no podrán recibir mails de nadie que no sea un contacto previamente aprobado garantizando su privacidad

Internet es tentador; será bueno o malo en función de como de use. La labor en la educación de los padres es lograr adultos maduros y que aprendan a distinguir desde pequeños lo que esta bien de lo que está mal y,para ello, los niños han de ser controlados, hay que hablar con ellos de sus inquietudes, en vez de dejarlos hacer lo que quieran y explicarles que nunca han de dar datos personales, direcciones, quedar con desconocidos, etc. porque pueden acceder desde otros ordenadores a la Red y navegar libremente. Me horripila ver en las noticias la cantidad de gente "enferma" con redes de pornografía infantil y me cuesta entender que es lo que les hace disfrutar de ello.

1 comentario:

lady jekyll dijo...

Gracias, doctor, por este post. Ignoraba que existieran programas de este tipo. Me va a ser de gran utilidad (lo que más: que pueda seguir los movimientos de mis hijos en internet: fantástico!).
Saludos ;)