martes, 19 de junio de 2007

¿Iría a urgencias si ve estas "cacas" en un recién nacido?

¿Le ocurre algo? ¿Es chapapote? ¿Le preocuparía si ve usted hace esta deposición? en un estupendo prólogo de la Dra López-Teijón del libro "El gran libro de los gemelos" reflexiona sobre la ignorancia de los padres sobre el recién nacido al llegar el momento del parto. No saben como se cambia un pañal (podían haber probado con el hijo de unos amigos) o tampoco tienen idea del cuidado del cordón umbilical. Y no solo eso, les da un repelús tocarlo, moverlo y desinfectarlo que parece que estén tratando a un herido grave.

Me imagino que los padres se creen expertos, por arte de birlibirloque, en puericultura sin haberse informado de nada. Es cierto que acuden a cursos de "preparación al parto" pero a muchos de ellos les falla la parte final. No se les explica lo que ocurrirá después. Se van a casa con un ser que no habla, llora, come, duerme, orina y defeca cuando le pasa por las narices. Por eso repito tantas veces una charla, ya bastante popular, titulada: "El recién nacido: cómo sobrevivir el primer mes". Con la experiencia escribí un librito en el que se responden de forma breve la mayoría de dudas de los padres primerizos. Para darme un poco de pisto, se vende en las mejores librerías.
Pues bien, lo que se ve en la fotografía es la primera deposición del recién nacido llamada meconio; pastosa, pringosa, negra y un poco asquerosilla. Pero eso es lo que hay. Luego, con el paso de los días, se vuelve verdosa y finalmente amarilla (igualita que la mostaza de Dijon).
¡Ojo!. Si usted hace una deposición de este color debe ir inmediatamente al médico. La razón es muy sencilla; usted no es un bebé y si le sale así puede tratarse de un problema serio.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.