jueves, 21 de marzo de 2013

Los segundos sobre adolescentes que no vi en Telecinco

Hace poco se celebró en Madrid el III Curso de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente (SEMA) con una gran afluencia de asistentes. Por este motivo, se invitó a la prensa para dar a conocer la necesidad de atender mejor a este grupo de edad que, en definitiva, es el futuro de nuestro país.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) pidió que se alargue la atención pediátrica hasta los 18 años, como ocurre en la mayoría de los países de la UE, con el fin de conseguir que los adolescentes tengan mayor facilidad para acudir al médico y, así, racionalizar los recursos sanitarios. El representante de la AEP explicó que en España los jóvenes dejan de acudir al pediatra entre los 14 y los 16 años y, por lo tanto, pasan a ser atendidos por el médico de familia y los servicios de medicina interna. Según la asociación, esto provoca que más del 80 por ciento de los adolescentes de entre 14 y 18 años no acuda al médico por desconfianza, miedo a la falta de confidencialidad y barreras burocráticas. La presidenta de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente (SEMA), Inés Hidalgo, indicó que la adolescencia es una etapa "fundamental" en la formación biológica, psicológica, sexual y social de las personas, por lo que es "preciso" estructurar y coordinar la atención a estas edades con programas de prevención. Para el vicepresidente primero de la AEP, Antonio Nieto, es "necesario" reconocer la especialidad de Medicina del Adolescente, ya que son estos profesionales los mejor formados para abordar los problemas y comportamientos de los jóvenes.

Ahora viene la anécdota. La rueda de prensa estaba convocada en Madrid pero, por error, los periodistas de Telecinco creían que se celebraba en Barcelona. Los organizadores del curso me llamaron con urgencia y tuve que improvisar unas declaraciones en mi despacho (Hospital Sant Joan de Déu) en la línea de la AEP y del curso. De todo el rollo que solté han quedado unos segundos "de gloria". ¡Y yo con esos pelos! 

Mi hospital es uno de los pocos que se ven pacientes desde 600 gr hasta 150 kg. En otras palabras, desde el gran prematuro hasta los 18 años con todos los problemas que se dan en ese periodo de la vida. Una oportunidad única para los que quieren formarse en pediatría.

4 comentarios:

Mo dijo...

Jejeje, pues yo te veo muy bien.
Saludos!

esmifarmacia dijo...

recdowee218Nos parece muy buena idea el que los niños estuvieran con su pediatra hasta los 18 años. ¡Ojalá se consiga!

Juan V. Quintana dijo...

Uf, ¿esta propuesta saldría en un contexto sin paro médico?
Decir que un paciente ha de acudir a un determinado médico porque en otro hay problemas de confidencialidad y burocracia es, cuanto menos, delicado.
Como médico de familia, cuando he tenido que atender a un adolescente jamás he tenido esos problemas que se argumentan ni tampoco dificultades en abordar sus problemas de salud y de relación. Y en poquísimos casos he necesitado la participación de otro compañero.

El adolescente no usa los servicios de salud y punto. No se pone enfermo y la prevención le suena lejana. Generalizando.

Juan V. Quintana dijo...

A decir verdad, tampoco he tenido ni esos ni otros problemas al atender a un niño en las urgencias del centro de salud o del hospital comarcal o cuando atendía a toda la familia en un centro rural. Pero contra eso no salen reivindicaciones de ninguna sociedad ni colectivo. ¿Soy malpensado al creer que es porque no hay interés en cubrir esa demanda?