miércoles, 20 de marzo de 2013

El uso del chupete puede favorecer la lactancia materna

Hay un decálogo de la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) promovido por la OMS y la Unicef para favorecer la lactancia materna e incluir a los hospitales como amigos de los niños. El redactado del punto 9 dice: No dar a los niños alimentados al pecho biberones, tetinas o chupetes. Esta afirmación tan estricta no parece estar tan clara respecto al chupete en madres motivadas para dar el pecho tal como se desprende de un reciente artículo de investigación; el uso del chupete favorece la lactancia materna. Algo que, con un poco de sentido común, parecía obvio. 

El uso del chupete (pacifier, en inglés) en niños que se amamantan puede ser muy útil desde el nacimiento. Si se usa de forma sensata, en determinados momentos del día en los que la madre no puede darle el pecho, puede "pacificar" al bebé durante un rato. Sé que el tema de la lactancia materna genera pasiones desatadas, encendidas e, incluso, irracionales. En mi caso, y creo que la experiencia es un grado, procuro no adoptar posiciones extremistas. Mi función es ayudar a los padres a tomar sus propias decisiones.

5 comentarios:

Unknown dijo...

Me pregunto si realmente leyó el artículo, ya que me parece mal encaminado el título que le ha puesto. Los mismos autores concluyen lo siguiente
"Despite the common belief among medical providers and the general public that pacifier use negatively impacts breastfeeding, we found limiting pacifier use in the Mother-Baby Unit was associated with decreased exclusive breastfeeding and increased supplemental formula feeds," explained Kair. "We view this as an interesting observation, but we do not claim a cause and effect relationship. Our goal in publicizing this data is to stimulate dialogue and scientific inquiry into the relationship between pacifiers and breastfeeding. Our overall goal is to increase breastfeeding rates, even in Oregon which already boasts the highest rate in the nation."

Por otro lado, el estudio fue prospectivo y unicamente en el hospital. Las conclusiones son que durante la hospitalizacion del niño, cuando se daba libremente el chupete había más lactancia exclusiva y menos lactancia mixta (la lactancia artificial se mantuvo igual). Desde luego, aunque estos datos fueran por el chupete, que se desconoce por el tipo de estudio (no deja de ser un estudio retrospectivo), lo que habría que decir es que el uso del chupete favorece la lactancia materna exclusiva durante el ingreso hospitalario.

Se me ocurre, de todas formas, que si hubiese relacion podría ser porque los niños con chupete lloran menos, y los niños que lloran lo primero que tiende a pensar todo el mundo es que tiene hambre por lo que es fácil pensar para la madre que no le llega su leche y darles un biberón (con lo que niño quedará sobrealimentado y entrará en sopor como nos pasa a nosotros cuando nos damos un atracón).

En todo caso, habría que hacer un estudio prospectivo, imposible hacerlo a doble ciego, pero al menos en lo que a los progenitores se les enseñase estrategias para consolar el llanto de los bebés sin necesidad de inflarlos a comida.

Saludos

Unknown dijo...

Perdon, en el segundo párrafo, primera linea, quería decir restrospectivo.

victor canduela dijo...

No es muy adecuado el título dado al post.
La relación entre el chupete y la lactancia materna ha sido bien establecida por el Comité de lactancia materna de la AEP.

http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/pdf/37/37v74n04a90002200pdf001.pdf

Un saludo

Dr. Santi dijo...

Corregido y agradezco los comentarios. El mío se basa precisamente en la cita 34 del artículo de la AEP.

"Sin embargo, reconocen que hay momentos en que un chupete puede sustituir el pecho de la madre y pueden reconfortar a un bebé que,
por una u otra razón, está demasiado alterado o nervioso
para mamar".

Por cierto, el adjetivo "nervioso" no parece muy académico...

Anónimo dijo...

Yo creo que sí se pueden alternar los chupetes y lactancia materna. No creo que sea antiproducente en este aspecto. Es más cuando el niño está muy nervioso al ponerle el chupe lo estás calmando o almenos eso hago yo y al darle el pecho no hay problema. Un saludo