domingo, 6 de enero de 2013

En EEUU todavía son reacios a emplear el sistema métrico internacional

Parece mentira pero es así. La Academia Americana de Pediatría ha vuelto a insistir, en una declaración general, que se use el kilogramo como medida de peso de los niños para evitar errores en la administración de medicamentos. Esta idea ya fue promovida por la Emergency Nurses Association en marzo de 2012.

Durante años, teníamos dificultades en leer artículos publicados en revistas médicas porque todavía usaban el sistema imperial o anglosajón de medidas. Por suerte, la mayoría de países, y los recalcitrantes también, han adoptado el Sistema Internacional de Unidades (SI). Sin embargo, todavía tenemos que soportar algunas medidas "extranjeras" como el sistema para medir longitudes basada en la pulgada, el pie, la yarda y la milla. Revisando este tema, he sabido por Wikipedia que la pulgada es una unidad de longitud antropométrica que equivale a la longitud de la primera falange del pulgar, y más específicamente a su falange distal. Actualmente en Estados Unidos, Panamá y otros países se usa una pulgada de 2,54 centímetros.

Cuando miro los anuncios de aparatos de televisión o de tabletas no me hago a la idea del tamaño cuando me dicen que es de X pulgadas. Resulta que un televisor tiene la pantalla rectangular y la diagonal de este rectángulo es lo que muestran en pulgadas ¡con la fácil que sería hacerlo en centímetros!. Ahora debemos multiplicar esa medida por 2,54 cm. Aún y así no sé lo que mide el marco por lo que, si no voy a la tienda a medirlo, no sé si me cabe donde quiero.