viernes, 19 de octubre de 2012

La cojera sin causa, una enfermedad frecuente y misteriosa en el niño

Estos días estoy viendo bastantes casos de  cojera debidas probablemente al aumento de resfriados. Me explico. Se sabe que hay una relación entre las infecciones víricas invernales y una cojera extraña y benigna de la que cada año se diagnostican unos 100.000 niños en EEUU.

La sinovitis de cadera es una reacción inflamatoria de la membrana sinovial que tapiza el interior de la articulación de la cadera y se manifiesta generalmente entre los 3 y 10 años, con un pico alrededor de los 5. También se la denomina sinovitis tóxica o sinovitis transitoria de la cadera.

El niño comienza a cojear de repente y se queja mucho o poco de dolor, casi siempre de un solo lado, y de molestias al moverse. La causa exacta de la sinovitis de cadera no esta clara: el origen es probablemente viral pero hay quien piensa que podría ser microtraumática. Las radiografías no muestran ninguna anormalidad y en la ecografía, en ocasiones, se ve una ligera inflamación por lo que el diagnóstico de la sinovitis transitoria de cadera se hace por exclusión, es decir, después de descartar otras causas de dolor agudo, como fracturas, osteocondritis, epifisiólisis, infección o tumor, afecciones que requieren tratamiento urgente. 

El tratamiento de la sinovitis se basa en el reposo. Como no conviene que camine se le puede autorizar a ver horas y horas la TV (programas aptos) o usar videojuegos a tutiplén. Son útiles los analgésicos y antiinflamatorios. En la forma más leve, el dolor y la cojera desaparecen en pocos días y no requieren cuidados médicos. En caso de dolor fuerte o radiación del dolor podría estar indicada la inmovilización de la pierna con una férula de tracción, para lo que se requiere la hospitalización del niño. una explicación bastante buena de este trastorno lo encontrarán aquí.

El gran error es confundirla con la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes.

4 comentarios:

DR.REYES dijo...

aunque no debemos sobre diagnosticar o confundir esta patología con Legg-Calvé-Perthes. Es muy conveniente siempre pensar en esta patología, que muchos pasan por alto y su diagnostico se realiza cuando el daño es avanzado. saludos.

Anónimo dijo...

Bravo Dr.Reyes!Gracias a mi buen pediatra la descartamos enseguida al hacerle una gammagrafia osea ya que mi hijo con 4 años tardó 4 semanas en recuperarse de la sinovitis.Cuesta encontrar profesionales con un amplio abanico de conocimientos y que no sean reacios a dar ciertos pasos si es conveniente.

sara dijo...

Mi hijo hace años empezó con un leve dolor. Era pequeño y se quejaba de vez en cuando de que le dolía al andar. Nosotros lo achacábamos a que no quería andar porque estaba cansado y quería ir en brazos. Meses más tarde, un día se levantó con fiebre alta y no podía mover la pierna derecha. En el hospital me dijeron que seguramente estaba incubando una gripe.
Al no remitir con nada, fuimos al hospital San Rafael de Madrid. Allí, en principio el diagnóstico fue el mismo. Al ver que no reacciona a los antitérmicos, decidieron hacerle más pruebas y dejarle ingresado con un posible diagnóstico de cáncer de huesos.
Se nos cayó el alma a los pies. Tras varios días de pruebas y grandes dolores, le diagnosticaron una artritis séptica de cadera. Había pasado mucho tiempo desde que había comenzado con los dolores leves, sin un tratamiento adecuado (reposo y antiinflamatorios). La inicial sinuvitis pasó a ser algo mucho más grave, que acabó con una intervención de la cadera derecha para extraer el líquido sinovial

sara dijo...

Después de un mes hospitalizado, escayolado hasta la ingle y una tracción. Aún tuvo un mes de reposo absoluto. Él fue un Santo y su médico, el Dr. Játiva un Dios.