martes, 16 de octubre de 2012

El uso del chupete perjudica el desarrollo emocional de los niños

Yo recomiendo a los padres que retiren el uso del chupete antes de los dos años. Después de esa edad se convierte en un objeto adictivo y muchos padres no saben como hacerlo a un niño que berrea como un loco en cuanto se lo quitan. No voy a entrar en los problemas que desencadena el uso del chupete por períodos prolongados pero sí comentar una noticia que ha saltado a los medios de comunicación.

La verdad es que me la han "chafado". Tenía este tema aguardado en la recámara pero se me había olvidado porque tampoco lo consideré demasiado interesante ya que el título puede ser alarmante para los padres. En la prensa leerán titulares como este: "El uso del chupete perjudica el desarrollo emocional de los niños". En las conclusiones del estudio original afirman como siempre:

"This suggests that pacifiers can inhibit the emotional expressiveness of the pacifier user's social environment in addition to the emotional expressiveness of the pacifier user himself or herself."

"In conclusion, the present data suggest that pacifiers may inhibit some aspects of emotional development that rely on facial mimicry and its role in processing incoming emotional information. " 

Querido Watson, le diría Sherlock Holmes, deduzco que Clint Eastwood, el actor más inexpresivo de la historia, debió llevar chupete mucho tiempo.   

3 comentarios:

Miri dijo...

Hola, me ha gustado mucho esta entrada..

Yo soy de esas mamas que no sufren por un chupete, mi hijo nunca lo ha usado, tiene 3 años, y se extraña y se sorprende cuando ve a otros niños con el "tete" puesto..

Un abrazo

Tita dijo...

Cuando el demonio no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas.

Nacer por lo visto también es perjudicial. Por lo visto todos los que nacen, se mueren.

Inès dijo...

El chupete es un sustituto de la teta. mis hijos no han llevado nunca.
A mi me parece una manera cutre de tratar a un niño, se le hace callar groseramente, poniendo un trozo de plástico en su boca.