martes, 22 de mayo de 2012

Sepa cuáles son los signos de deshidratación en el niño

Deshidratación de leve a moderada:
  • boca seca
  • llanto con pocas o ninguna lágrima 
  • comportamiento inquieto en un lactante 
  • menos de cuatro pañales mojados por día en un lactante (más de cuatro a seis horas sin mojar el pañal en un lactante menor de seis meses) 
  • no orinar durante seis a ocho horas en un niño 
  • la fontanela se ve más plana de lo habitual o un poco hundida en un lactante 
 Deshidratación grave:
  • boca muy seca y pastosa (parece “pegajosa” por dentro) 
  • piel seca, arrugada o pálida (especialmente en el abdomen y la parte superior de brazos y piernas)
  • inactividad o disminución del nivel de alerta 
  • parece débil, flácido o sin fuerzas
  • ojos hundidos
  • fontanela hundida en un lactante
  • desorientación o somnolencia excesivas
  • respiración profunda y rápida
  • más de seis a ocho horas sin orinar en un lactante 
  • más de ocho a diez horas sin orinar en un niño 
  • pulso rápido o debilitado. 
 Los siguientes síntomas podrían indicar una afección médica más grave que la gastroenteritis, en cuyo caso debería llamar inmediatamente al pediatra:
  • vómitos intensos y explosivos en un lactante, especialmente si tiene menos de tres meses.
  • vómitos (no solo regurgitaciones) en un lactante de menso de dos meses.
  • vómitos en un lactante después de haberle administrado una solución electrolítica oral durante cerca de 24 horas.
  • los vómitos se reinician en cuanto se intenta reanudar una dieta normal.
  • los vómitos se inician después de un traumatismo craneoencefálico
  • los vómitos van acompañados de fiebre (38ºC), por vía rectal en un lactante menor de seis meses o más de 38,3 a 38,9ºC  en un niño mayor).
  • vómitos de un líquido verde intenso o verde amarillento, de sangre o similares al café molido (cuando la sangre se mezcla con los jugos gástricos estomacales adquiere una tonalidad marrón, similar a la del café molido).
  • tiene el vientre duro, hinchado y dolorido entre los episodios de vómito. 
  • los vómitos van acompañados de fuertes dolores estomacales.
  • está aletargado y somnoliento. 
  • el escroto del niño está hinchado, enrojecido o le resulta doloroso.
Los vómitos debidos a una gastroenteritis se pueden contagiar a otras personas, de modo que su hijo debería quedarse en casa y no ir a la guardería o al colegio hasta que lleve un mínimo de 24 horas sin vomitar. Y recuerde que el hecho de lavarse las manos a menudo y a conciencia es la mejor forma de proteger a su familia contra muchas infecciones.

PS. Vaya tostón que les he puesto por gentileza de KH.