jueves, 3 de noviembre de 2011

Si su hijo es mayor de 3 años ¿le pondría un televisor en su dormitorio?

Un tercio de los niños americanos la tienen a esa edad. La Academia Americana de Pediatría ha publicado unas sugerencias respecto a los medios audiovisuales (especialmente TV, videos para bebés y videojuegos) en menores de 2 años. Las recomendaciones para este grupo de edad son muy similares a las de 1999. Recopila las últimas investigaciones respecto a lo que es más adecuado para un sistema nervioso en desarrollo que se triplica en esos dos primeros años de vida y reconoce que lo mejor para su desarrollo es evitar el uso de medios electrónicos (incluido el iPhone),  pantallas y no poner nunca un televisor en su habitación. La interacción con la gente, la exploración del entorno y el juego no estructurado es lo mejor. Lo que sale en una pantalla no es educativo y no propicia el ambiente adecuado. Dicho esto, también reconoce que los “programas educativos” no son malos en sí para los bebés pero éstos no los necesitan. Las pantallas y, especialmente, la televisión no pueden distraer a ambos a la vez. Los contenidos para adultos aburren al niño y los de niños aburren a los adultos. 

Hay muchas maneras de distraer y estimular a un niño pequeño pero está claro que alguien que le quiera ha de estar con él, decirle cosa, hablarle, cantarle o entretenerle con cosas de la casa mientras los padres están ocupados (darle un paquete de macarrones con una caja de cartón y varios potes, tener plastilina, libros para garabatear o colorear, doblar trapos mientras se doblan toallas, lavar a un bebé, imitar y ayudar a los padres en las actividades domésticas muy sencillas. etc.).

Algunas recomendaciones parecen de Perogrullo pero vale la pena recordarlas. La más sencilla me la invento yo: cuándo juegue con su hijo hágale pensar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas sugerencias están muy bonitas en la teoría pero no en la práctica. Me refiero a que a veces por mucho empeños que se le ponga, los niños de esa edad se distraen 5 mintos con las plastilinas, 2 con sus muñecos etc etc el adulto que cuida del niño, generalmente la madre, tiene al mismo tiempo que arreglar la casa, hacer comida ir a comprar. Yo antes pensaba que mis hijos nunca iban a ver TV, ahora le doy las gracias a Disney por hacer El Rery León y mientras canta Hakuna Matata puedo hacer las camas sin temor a que mi hijo de 2 años de descalabre brincando por el sofá. Debo ser muy mala madre, qué le vamos a hacer.

Anónimo dijo...

Sí, yo también coincido con el comentario anterior. La TV es un recurso más que debemos usar los padres, pero solo eso un recurso más, sin abusar, ¿dónde está el equilibrio y cuando sabemos que nos estamos pasando?, para mi, cuando las voces y las broncas pueden ser sustituidas por un ratito de tranquilidad mientras se está haciendo la comida u otra tarea improrrogable.

instantes, momentos, raticos dijo...

yo reconozco que uso y abuso de la television mas de lo que me gustaria, mi hijo tiene 4 años .....pero de momento me niego a ponerle una en la habitacion, si toca ver dibujos pues los vemos todos en el comedor, tampoco tengo television en la habitacion de matrimonio, vamos yo como toda la vida, una en el salon y todo el mundo a pelearse a ver que se ve, pero por lo menos nos pelamos juntos.
Una vez leí en algun sitio que a los niños y adolescentes de hoy en dia solo les faltaba un orinal y un microondas en su cuarto para tener un pisitos de solteros y viendo a mis sobrinos de 18 y 11 años doy fe de ello, ni tele, ni ordenador , todo en espacios comunes estas cosas deben unir no separar.

Anónimo dijo...

Es verdad que es imposible ir a contra corriente y negarles a los niños la televisión,imposible, porque hasta en el colegio la ven, y es cierto que en muchas ocasiones nos viene muy bien dejarlos ensimismados viendo unos dibujos.
Pero lo de ponerles una tele en su habitación... me parece lo peor, en todos los sentidos, anti-social, anti-pedagogico, anti-TODO!. Es absurdo.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Ninguno e los 4 mios lo tiene

Anónimo dijo...

Lo mismo me equivoco, pero creo que "aburrirse", sin darles ninguna opción de entretenimiento, "simplemente" en su habitación (sin tele, por supuesto) rodeado de tooooodos esos juguetes que les regalan abuelos, tios, reyes magos, etc también favorece su autonomía y creativad. Yo lo hago con los mios. (6 y4). "Castigados, cada uno a su habitacion y sin salir hasta que yo lo diga." Terminan entreteniéndose. ¡Qué remedio!