viernes, 15 de julio de 2011

El 30% de los jóvenes encuentra la vida aburrida sin Internet.


Cuando lean esto ya habré dado mi charla. Justamente la enfoco relacionando las TIC con los adolescentes y el pediatra, enfatizando el importante papel que tendrán en la relación médico - paciente. Como tengo muy poco tempo de exposición no recalcaré el riesgo de la privacidad en las redes sociales pero es evidente que los jóvenes no se preocupan de ella y, algún día de su futuro, les costará caro o algún disgusto serio.

Yo me conecto con ellos con Facebook y, a pesar de las estadísticas, no logro hacerlo con Tuenti. Ahora estoy trabajando con una empresa que, a mi parecer, será el Facebook para la medicina por su seguridad y privacidad. Todavía no les revelo el nombre porque es una primicia para los asistentes a la Jornada del Colegio de Médicos que hoy asistirán a tan magno evento. Justo acaba de salir una encuesta de la Universidad Camilo José Cela  (Hábitos de uso de las redes sociales en los adolescentes de España y América Latina) que refleja lo que digo. El 42% de los adolescentes españoles no cuidan su privacidad en las redes sociales no ponen alias, muestran sus datos personales, aceptan a desconocidos, no cambian las contraseñas –reconozco que lo de las contraseñas me vuelve loco ahora que mi cerebro se ha encogido con los años- y muestran fotos ilimitadamente e incluso en actitudes inapropiadas. El 7% de los adolescentes españoles ha quedado con personas a las que habían conocido por Internet y, tan solo un 54% de los jóvenes españoles entre 11 y 17 años son conscientes de los peligros que pueden entrañar las redes sociales.

Tuenti es la red social preferida por el 91% de los jóvenes. En España, el 79,4% de los jóvenes encuestados reconocen tener al menos una cuenta en una red social. Tuenti continúa siendo la preferida por la mayor parte de ellos, el 91%.

En una ocasión les hablé de un nuevo trastorno psicológico: la depresión  Facebook por falta de amigos. Yo padezco la “depresión Tuenti” porque sólo tengo un amigo.

1 comentario:

Marcos dijo...

Le acabo de enviar una invitación de amistad a su Tuenti. Para que no esté solito y no se deprima. Sería una pérdida irreparable.