domingo, 10 de julio de 2011

Anuncios y mensajes breves ¿quién se los cree?

La amabilísima señora que limpia mi despacho del hospital  vio, como yo, por la tele el "maravilloso" discurso de Alfredo P. R. en el que manifestaba que no han podido hacer nada hasta ahora para arreglar a España pero si sale él es pan comido y nos pareceremos a Dubai. Todo arreglado. Esta señora se ha quedado embobada con él y, le encantó tanto y le dio tanta confianza que hasta me confió un secreto; tiene unos ahorrillos y tiene la tentación de ser "bankera" después leer los tentadores anuncios que aparecen en los periódicos.

Bankia: El primer banco de la nueva banca. Tú también puedes hacerlo desde 1.000€ una oportunidad única de formar parte de una entidad financiera líder. Juntos haremos una nueva banca.
Banca Cívica: Es tu dinero y tú decides. Desde 2500€ puedes formar parte de un gran banco. Compra ya acciones de Banca Cívica.

Yo soy un auténtico lerdo en números e inversiones pero el sentido común te dice que meter dinero en un lugar en el que han sido unos despilfarradores -que no se han ido ni los han metido entre rejas- me parece de un riesgo supino, sobre todo para ella que, como yo, ya está entrada en años y le queda poco recorrido por la vida. ¿Quién se puede fiar de esos mangantes?

Rubalcaba, el que arreglará España, se ha convertido de la noche a la mañana en un miembro de la Generación Interactiva. Ya tiene Twitter y Facebook y su primer mensaje fue: "Hola, este es el twitter del equipo electoral de Rubalcaba", al que luego se le añadió un segundo 'tuit': "Estamos aquí para escuchar vuestras sugerencias y críticas y para escuchar". ¡Leer para creer!. Además, también ha puesto en marcha su perfil en Facebook en el canal de Youtube para embaucar a los futuros votantes que, en poco tiempo llegarán a la mayoría de edad.

Nos volverán a inundar de mensajes breves y prometedores pero no nos fiemos. En Catalunya hay una expresión muy elocuente "no hi ha un pam de net" (no hay un palmo limpio) que en muchos casos es cierto y frustra al ciudadano.

Como anécdota les diré que voté a Trías como alcalde de Barcelona. Aparte de ser pediatra, conocerlo personalmente de nuestros años de guardia en el Clínico y ser un buen gestor, el otro dia "metió la pata" aunque pidió disculpas por su afirmación de que tener un familiar relacionado con Madrid y con el Espanyol (fútbol) sería "una desgracia". Yo soy más bien perico -estoy con los débiles- y mi hija vive feliz en Madrid y casada con un madrileño.