martes, 31 de mayo de 2011

Ventaja de la guerra nocturna: el enemigo no te ve

No olvidaré jamás las dos máximas que aprendí cuando hacía mi servício militar. Todavía debo alférez de complemento. En las lecciones nos explicaron la primeras reglas de la guerra nocturna.
  • Ventaja: el enemigo no te ve
  • Desventaja: tú no ves al enemigo
Esto lo explico porque últimamente he hecho dos viajes en los que he cumplido, en términos turísticos, las elementales e inteligentes normas militares. Uno a la capital china y, el otro a un país árabe. En el primero, en pleno invierno; ventaja: no había ni dios y sin colas para entrar; desventaja, hacía un frío de pelotas que todavía lo noto en mis huesos. En el segundo, casi en verano; ventaja: no había ni dios y sin colas para entrar; desventaja: un calor asfixiante y húmedo que casi me impedía andar.

En resumen, loa militares no andaban tan equivocados.