martes, 26 de octubre de 2010

Halloween: una ensalada mental

Halloween deriva de "All hallow's eve", del inglés antiguo, que significa "víspera de todos los santos" -se refiere a la noche del 31 de octubre.. La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Creían en la inmortalidad del alma al introducirse ésta en otro individuo tras la muerte pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores, quienes estaban obligados a hacer provisión para ella. El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro.

Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. La coincidencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de Todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que se mezclara. Ante el éxito de la festividades "paganas" en vez de recordar los buenos ejemplos de los santos y orar por los antepasados, los Papas Gregorio III (731–741) y Gregorio IV (827–844) intentaron suplantarla por una festividad cristiana (Día de Todos los Santos) que fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

Algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos donde llegó a ser parte del folclore popular. Se le añadieron diversos elementos paganos tomados de los diferentes grupos de inmigrantes hasta llegar a incluir la creencia en brujas, fantasmas, duendes, dráculas y monstruos de toda especie. Desde ahí, se ha propagado por todo el mundo y difundieron la costumbre de tallar los "Jack-o'-lantern" (calabaza hueca con una vela dentro).

La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión.  Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense y en Europa los jóvenes han decidido  celebrarlo al "modo americano". Esta fiesta ha llegado hasta nuestros días gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad generada por el cine.

Por lo tanto, PUEDO AFIRMAR Y AFIRMO que, en la actualidad, Halloween se ha convertido en una ensalada mental, medio religiosa (el recuerdo de los difuntos y la atención a la muerte se centra en el 2 de noviembre), cultural anglosajona (con creencias en brujas, fantasmas, terror y cosas similares) y económica con millones de euros gastados inútilmente en disfraces, pinturas y miles de adminículos. En resumen, la cultura y negocio del terror.

Todo lo que se le compra a un niño puede ser un riesgo para él. Para su seguridad, vigilen y estén atentos a estas recomendaciones:
  1. Evitar "chuches" y golosina no controladas o en mal estado
  2. Comprar disfraces estrechos y ajustados al cuerpo para no caerse y no tocar fuego, máscaras y pelucas resistentes a las llamas. Los zapatos sin tacones y ajustados
  3. No usar velas ni mecheros
  4. Comprar o hacer disfraces ligeros y lo suficientemente brillantes para ser claramente visibles para los automóvles
  5. Decorar los disfraces con cinta reflectante que brille bajo la luz
  6. Entregarles una linterna para ver y ser vistos
  7. El antifaz, las máscaras, postizos y maquillajes han de ser  de productos naturales no cosméticos que puedan dar alergias
  8. Las espadas, cuchillos y accesorios para disfraces  deben ser de un material suave y flexible
  9. Los niños pequeños siempre deben estar acompañados por un adulto o un niño mayor responsable
  10. Los niños han de caminar, no correr de casa en casa, utilizar la acera  y no ir por la calzada
  11. Los niños deben ir sólo a los hogares donde se conocen a los residentes y tienen luces exteriores como una señal de bienvenida y no deben entrar en casas o apartamentos sin estar acompañados por un adulto
  12. Avisar o eliminar cualquier cosa que pueda ser un obstáculo en el césped, los escalones y los porches
  13. Vigilar las velas encendidas en lugares accesibles
  14. Inspeccionar los juguetes o artículos de novedad para determinar si representan peligro de asfixia para niños pequeños.
Finalmente, no se equivoquen.. vean este divertidísimo vídeo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno y el video graciosisimo. Gracias

Monty dijo...

Muy bueno!

María Jesús dijo...

Hace muuuuchos años, mis hijos empezaron a ir a un colegio inglés. La primera fiesta de Halloween tenían que ir disfrazados, bueno pues fueron él vestido de superman y ella de chulapa. Eran disfraces ¿no?. Yo qué sabía (y ellos tampoco) qué era eso del Halloween.
Ahora es cosa común ¡novedades del mundo global!
María Jesús