viernes, 17 de septiembre de 2010

Hewlett-Packard: un desastre en software

En junio de 2007 Hewlett-Packard anunciaba a bombo y platillo que nuestro hospital había firmado un acuerdo para implantar su historia clínica electrónica HP-HCIS. Tres años después todavía no funciona y muchos médicos del centro sufrimos la inutilidad de su software.

A trancas y barrancas se ha ido "implementando" -queda fina esa palabreja- pero, aunque no tengo datos en la mano, se ralentizará más por el frenazo de las inversiones del hospital sometido al albedrío de la Sanitat catalana, con sus arcas tan exhaustas que paga mal y tarde. Hay una empresa catalana leridana Q-Soft que tiene una gran experiencia en estos menesteres y ha informatizado, entre otros hospitales, el del Valle de Hebrón. Sin duda, al ínclito consejero de Innovación, Universidad y Empresa, Josep Huguet, cortito de miras, le preocupa más que los profesores de universidad tengamos un nivel C de catalán que unificar todas las TIC de Catalunya y crear un estándar de la informática e interconexión entre hospitales. Por ahora cada uno va a su aire...y, así nos va.

La cúpula americana de HP, principal fabricante de hardware,  ha demostrado su perspicacia al destituir, por un asunto de faldas, a su presidente Mark Hurd que les había sacado de los números rojos; su competidora Oracle, menos remilgada, lo ha fichado rápidamente y sus acciones han subido en Bolsa. Me gustaría entrevistarme con el presidente de HP España, José Antonio de Paz, para saber cómo hace el control de su empresa en la división de software. Hasta que no me demuestren lo contrario, la historia clínica electrónica HP-HCIS es caca de la vaca... y de las grandes. Una gran cagada, vamos.

Sí les puedo decir que soy un fiel comprador de las impresoras HP, funcionan muy bien aunque su software tampoco es una maravilla.