sábado, 12 de junio de 2010

Otra vacuna retirada

Según noticias ya difundidas en los medios de comunicación la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha recomendado -como medida de precaución- no iniciar la vacunación frente a la gastroenteritis por rotavirus con 'Rotateq', comercializada en España por Sanofi Pasteur MSD. La Agencia Europea del Medicamento investiga el hallazgo de ADN de dos virus porcinos en esta vacuna, a que ya se detectó en EEUU hace unas semanas.

El pasado mes de abril, la Agencia Española del Medicamento recomendó dejar de emplear 'Rotarix', comercializada por GlaxoSmithKline (GSK), hasta verificar la calidad del producto ya que se encontraron fragmentos del virus PCV-1. En la otra vacuna disponible en España 'Rotateq' (del laboratorio Sanofi Pasteur MSD) se ha encontrado material anómalo de origen animal como restos de PCV-1 y de PCV-2. Todas las vacunas contra el rotavirus autorizadas en España quedan desaconsejadas hasta nuevo aviso.

Nunca he recomendado esta vacuna a los padres de mis pacientes. Es más, no he administrado ninguna ni sé como se hace. Algunos han preferido ir a su centro de atención primaria a ponérsela; allá ellos. No pasará nada pero como en todo en esta vida hay que ser prudente. Incluso con la última vacuna contra el neumococo Prevenar-13 esperaré un poco antes de recomendarla hasta que yo no tenga la evidencia de que es razonablemente segura.

La noticia me la ha dado el mayor experto en vacunología de España, el Dr. Fernando Moraga, Jefe de Sección de Pediatría del Hospital Valle de Hebrón (Barcelona) y Profesor Asociado de la UAB; para resumir, mi homólogo en la competencia aunque nos une una gran amistad desde hace años porque ya íbamos juntos al colegio de San Ignacio. Esta mañana hemos tenido un"enfrentamiento científico" en un debate organizado por Eva March, responsable científica de la Federación Farmacéutica y un trueno de mujer. Mi función ha sido "atacar" a las vacunas con una batería de preguntas -la mayoría de ellas dudas médicas, científicas o de los padres- y él a "defenderlas" con argumentos sólidos. Ha sido interesantísimo y en la foto nos ven en pleno debate; Eva, de moderadora, se está tronchando de risa porque le estaba haciendo una pregunta al más puro estilo fílmico de abogados: "Y no es menos cierto que los hechos acaecidos el día de autos...).

3 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Me parece mal que digas "allá ellos". Si piensas que la vacuna no es segura y que no debe ponerse, lo suyo es que se lo expliques a los padres con detalle para que puedan comprenderlo y no que les dejes a su suerte, en plan "allá ellos". Que estamos hablando de las vidas de unos bebitos.

Sí, te lo digo porque yo sí se la puse a mi hijo, por recomendación de mi pediatra. Y no estoy arrepentida, esa es la verdad. Las noticias que hay ahora mismo es que se ha retirado por precaución ante un material que no debería estar ahí, no porque en si sea un peligro, y se dice que los que ya han sido vacunados no corren ningún peligro.

En cualquier caso, de un tema tan serio como la salud de unos bebés me parece poco afortunado eso que has dicho.

Dr. Santi dijo...

Mamá (contra) corriente. Quizás no me he explicado bien el sentido de mi comentario. No estoy en contra de lo que recomienden otros pediatras y lo que hagan con sus pacientes. No soy nadie para juzgar.

El comentario va referido a algunos padres que vienen a mi consulta pero también acuden al CAP para ponerse las vacunas. Ésta no está incluida en el calendario vacunal pero los padres siguen las recomendaciones del pediatra o de las enfermeras - en muchos centros las vacunas las recomiendan y las ponen ellas. La retirada por precaución también la he comentado.

Gracias por su aclaración.

Juan dijo...

Esta vacuna en concreto me parece poco útil en un entorno como el español, en el que (casi) ningún niño se va a morir de una diarrea por rotavirus. Al primer cagajón flojo que haga un niño, ya lo tenemos en el centro de salud o en urgencias. Otra cosa dirían en Africa o muchas zonas de Latinoamérica, donde sí que se pueden beneficiar de su uso, a pesar del circovirus