viernes, 28 de mayo de 2010

Propuesta de negocio:: puertas partidas

Hace poco vino a la consulta un niño cuyo padre es un habilidoso ebanista y le propuse comercializar puertas de divididas en dos para la habitación de los niños, como las que yo veía en los pueblos durante mi infancia. Estas puertas son de un diseño genial ya que facilitan el contacto con otra persona sin invadir su intimidad y te permite hablar con ella "en tu territorio". El el caso de los niños, la puerta de su habitación debería ser similar para poder abrir la mitad superior; de esta forma estarían "encerrados" con seguridad pero con contacto abierto con el cuidador. Por las noches el portón inferior cerrado evitaría las "fugas" a la cama de los padres y con el portón superior abierto le daría la tranquilidad de que esta en permanente contacto con ellos.

Le propuse que estaba dispuesto a hacer una spin-off porque si eran bonitas y fáciles de montar podrían tener éxito. Se fue con la idea en la cabeza y me responderá.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy asiduo lector de su blog porque me gusta mucho la manera que trata la mayoria de las cosas pero esto que propone, es de lo peor y lo digo como lo siento.
El fin del invento es que los niños no molesten ni de dia ni de noche, o eso da a entender...
Lo que propone, ya esta inventado, obviamente no lo pongo para no dar ideas, ¿es que nadie se acuerda de cuando era pequeño y se despertaba amedia noche?, ¿nadie recuerda los miedos a los monstruos, brujas y demas personajes?, como para encima estar encerrado en la habitacion...

Carmen dijo...

Con mi hija fue un estupendo "método de tortura". Hice un "invento" para que me diera ese resultado y fue terrible. La cría sufrió mucho durante los 10 días que utilicé el sistema. Hasta que una mañana pensé que ella me podía dar un master sobre dormir solo, sobre como se pasa de mal cuando nadie te hace ni caso por la noche....mi hija vivió casi 3 años en un orfanato.
Ahora la dejo "molestarme" todo lo que quiera y es cuando menos "molesta". Eso por no mencionar lo maravilloso que es sentirla relajada, segura y en paz pegadita a su madre.... una gozada.
Suelo estar muy de acuerdo contigo en tus opiniones, pero en esta del sueño discrepo abismalmente.
Un fortísimo abrazo

blogaceutics dijo...

Las visitas nocturnas son muy fáciles de solucionar sin necesidad de encerrar al niño. Cuando vaya a la habitación de los padres, uno de ellos lo coge con cariño y le dice que debe dormir en su habitación y se le acompña. Una y otra vez, todas las veces necesarias, hasta que se dé cuenta de que sus intentos son en vano. Entonces, por economía biológica, el niño deja de hacer visitas. Lo digo por propia experiencia.

odontologia dijo...

Doctor yo quiero una. Me parece una idea estupenda.

Esther dijo...

Dr. Santi, yo también quiero una!
Y es que gracias a sus sabios consejos, entre ellos el sucedáneo de puerta partida en forma de barrera que hemos colocado en la puerta de su habitación, hemos conseguido que nuestro peque de dos años por fin haya aprendido a dormirse solo, y en un tiempo récord (antes tardaba entre una y dos horas, siempre con nosotros y con uno de los dos acabando con un ataque de nervios). Y cuando se despierta a media noche, nos llama, nosotros vamos a atenderle, y se vuelve a dormir en su cama tranquilamente. Hay alguna noche que se ha despertado y se ha encontrado con la barrera, pero ha vuelto a su cama y se ha dormido sin rechistar. ¿Triste? Lo dudo, sabiendo que si nos llama acudimos.
Soy una madre sobreprotectora y extremadamente cariñosa con mis hijos, y reconozco que cuando el Dr. Santi me propuso colocar la barrera en la puerta de su habitación mi primera reacción fué pensar "ni loca hago eso con mi niño". Pero pensándolo bien me dí cuenta de que era lo mejor para educarle en el hábito del sueño. Y así ha sido.

Eva dijo...

Me parece cruel colocar una puerta partida para que tu hijo no te despierte por la noche, creo que si quiere comercializarlo habria que buscar otras ventajas mas coherentes. Yo creo que las puertas sobran, por lo menos cuando son pequeños.

Armandilio dijo...

Yo tampoco veo nada malo en que los niños hagan visitas nocturnas. Si las hacen es que quieren compañía, afecto o no sentirse solos. ¿Qué hay de malo en que un niño de pocos años no quiera sentirse solo? Nada, porque la motivación es la búsqueda de seguridad y tranquilidad.

Hoy en día nadie se duerme tranquilo si no está seguro de que ha cerrado la puerta con llave. ¿Qué pasaría si alguien nos dijera que no has cerrado con llave, pero que no puedes ir a cerrar, porque una puerta intermedia te lo impide?

No hay niño de 12 años que haga visitas nocturnas a sus padres, así que personalmente, veo hasta beneficioso que un niño pueda dormir con sus padres si esto le produce bienestar y seguridad.

EVA dijo...

Yo creo que el dormir se tiene que enseñar igual que las demás cosas que enseñamos. Si un niño a la hora de comer nos pusiera los pies en la mesa lo corregiríamos y no lo permitiríamos, pero muchos padres no lo ven igual a la hora de dormir.

Creo que es un buen invento, pues con esto nadie dice que no acudan los padres a la llamada de su hijo para tranquilizarlos.

Armandilio dijo...

Pues yo no creo que se tenga que enseñar, porque poner los pies encima de la mesa es de mal gusto y de mala educación, pero dormir con los padres no tiene ese sentido público. Si tú lo ves de ese modo, pues sí, mejor que no dejes entrar a tus hijos a tu habitación.

Digo que no hace falta enseñar nada porque, sin enseñarles, cuando tengan 5 ó 6 años, pueden dormir perfectamente solos en su habitación sin necesidad de haberles encerrado ni de haber forzado ninguna situación.

Marian dijo...

Mi hijo tenía muchos miedos y variados, de día le daba un abrazo y le tranquilizaba... de noche ... ¿le debo dejar pasarlo mal? No hace falta ni ser pediatra ni maestro si no tener sentido común. Le dejé dormir con nosotros lo q necesitó, primero se tumbaba con nosotros, luego nos pedía q le llevasemos a su cama... el niño a los 3 años dejó de hacer tan a menudo, ahora con 5 duerme placidamente en su cama, al lado de su hermano pequeño q ha seguido sus mismos pasos, y confío en q el q llega ahora duerma con nosotros cuando quiera!!! Es un placer q quiero disfrutar con ellos mientras pueda!!!