domingo, 4 de abril de 2010

¡Cuidado con las garrapatas!

Estoy sorprendido por la cantidad de llamadas que recibo estos días y niños que visito por picaduras de garrapatas. Las vacaciones, las salidas al campo - montaña y el contacto con animales propician que ataquen al hombre y muy especialmente a los niños.

Las garrapatas tienen 8 patas y miden unos milímetros; vistas al microscopio parecen pequeños monstruos. Lo más frecuente es que la picadura de la garrapata no provoque ningún trastorno o sólo una lesión localizada en la piel; en ocasiones puede transmitir microorganismos (virus, bacterias, riquetsias o protozoos) capaces de causar una infección. Se alimentan de sangre y frecuentemente parasitan a los animales domésticos (perros. gatos), desde los cuales pasan al hombre aunque. En la naturaleza, encuentran en la vegetación (en la hierba, arbustos, árboles, etc.) agazapadas para encontrar "una pieza" a la que atacar buscando un lugar húmedo y oscuro de su cuerpo, como la axila, la ingle o en la nuca en donde introduce su cabeza dentro de la piel y empieza a chupar la sangre. Puede provocar enfermedades como, la enfermedad de Lyme, la fiebre recurrente por garrapatas (España), babesiosis, fiebre botonosa o la tularemia.

La saliva de algunas garrapatas puede contener una toxina que produce una lesión del sistema nervioso capaz de provocar la parálisis de la persona con el parásito; es la llamada parálisis por garrapatas, que suele producirse después de una adhesión de varios días del animal. Esta enfermedad suele curarse simplemente con retirar la garrapata.

Para prevenir la picadura de las garrapatas es conveniente el uso de productos acaricidas en los animales domésticos, o la utilización de productos químicos en determinados lugares. También es útil el uso de ropas protectoras, y el revisar periódicamente la piel de los niños y animales. Esto es especialmente importante en las zonas donde abundan más las garrapatas y sobre todo en primavera y verano.

La picadura de garrapata suele ser indolora y puede pasar desapercibida fácilmente. es necesario extraerla por el riesgo de las enfermedades que he citado. Las llamadas que he recibido han sido, en su mayor parte, para saber cómo se debe extraer. Para evitar que sus restos puedan provocar una infección las recomendaciones para hacerlo son:
  • Extraerla entera, incluida la cabeza
  • Evitar aplastarla
  • Sujetarla con unas pinzas, lo más cerca posible de la cabeza, teniendo cuidado de no romperla
  • Tirar con cuidado, firme y suavemente hasta que salga del todo
  • Si el método anterior no resulta, se puede atar un hilo resistente alrededor de la garrapata, lo más cerca posible de la cabeza y tirar lentamente hasta que se separe
  • No tratar de eliminarla por medio de productos químicos o quemándola, ya que esto puede causar más daño que beneficio
  • Limpiar el lugar de la picadura
  • Raras veces es necesario extraerla por un médico por medio de una pequeña escisión en la piel.
Como siempre, la frase del sargento Sterhaus: "Tengan cuidado ahí fuera".

2 comentarios:

Maria dijo...

Arrrgggg.

Gracias por la información.

Jodra del Pinar dijo...

En mi caso, alguna vez me han picado garrapatas y para extraerla lo que se ha hecho ha sido ahogarla en aceite. Mediante un pequeño vaso o la propia palma de la mano, se sostiene aceite sumergiendo la garrapata todo lo posible y despues de un rato, la garrapata se desprende sola.