domingo, 6 de septiembre de 2009

El desengaño camina sonriendo detrás del entusiasmo (Madame de Stäel)

Saben que ando detrás de un simposio cuyo objetivo era diferenciar el vino del alcohol y saber sus repercusiones en los adultos y adolescentes debería celebrarse el año que viene en el Congreso de Medicina del Adolescente. Yo fui el promotor de la idea y he realizado cantidad de gestiones, reuniones, llamadas telefónicas y correos electrónicos. A medida que ha ido pasando el tiempo el comité organizador se ha ido echando atrás y, muy probablemente, no se celebrará. Yo tengo que acatar esa decisión.

Curiosamente, hace muy poco apareció un artículo de opinión del Dr. Gual del Hospital Clínico, Experto en Alcohología (adictos al alcohol) en el que abogaba por "tolerancia cero" a la propaganda con bebidas alcohólicas y que remití a los componentes del comité organizador. Yo estaba completamente de acuerdo pero escribí a la sección carta de los lectores de dicho diario que me la publicaron como la más destacada matizando algunos aspectos y proponiendo mi lema "saborea el vino, no bebas alcohol". A partir de ahí pareció levantarse un huracán en alguno de los componentes de la organización y me llovieron cartas críticas muy duras a mi actuación. Por suerte he llegado a una edad en que la ira y el rencor no me afectan pero sí me toca lo que no suena si creo que tengo razón. Así que amablemente he presentado mi dimisión de la organización de ese congreso aunque participaré en él como moderador de una mesa redonda de muerte súbita en el adolescente. Inmediatamente me volvieron a llegar cartas para que reconsiderara mi decisión pero mi respuesta fue clara y escueta: "Alea jacta est"

Me he quedado estupefacto ante la reacción de la gente sobre el vino y el alcohol: se puede hablar de aborto, anticoncepción, píldora del día después, matrimonios homosexuales, adopciones con madre alquilada, etc. y en una actividad médica sobre un producto de consumo habitual se veda a pesar de formar parte de nuestra cultura culinaria y con efectos saludables si se consume con moderación.

Para ser más suave propondré para el siguiente un debate sobre el café: ¿es inocuo? ¿causa adicción? ¿también es tema tabú? Ya les adelanto que sí puede ser adictivo.

7 comentarios:

Natàlia dijo...

Doc, estoy totalmente de acuerdo con usted, no es lo mismo saborear una buena copa de vino que beber alcohol. Pero creo que para muchos es más facil prohibir que educar.

MAria dijo...

Pero creo que para muchos es más facil prohibir que educar.

Eso.

Anónimo dijo...

El café, Dr., también crea adicción con todo lo que ello implica. En mi caso la abstinencia a la cafeína me provoca unas cefaleas monumentales. Por motivos ajenos a mi voluntad, com ha sido una ansiedad disparada desde hace varios días, he decidido no tomar café, y llevo varias semanas sin hacerlo...Ni una cefalea más!

RingTailedLemur

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece obvio que el decir a un adolescente "saborea el vino, no bebas alcohol" levante ampollas, porque le estás incitando a beber una bebida con una gradación alcoholica de entre 12 y 14 grados...por mucho que lo saboreen.

Irka dijo...

Yo trabajo en un dpto de congresos desde hace casi 10 años. Es un dpto multidisciplinar en el que nos encargamos de todos y cada uno de los diferentes flancos de la organización de cualquier evento, salvo obviamente la parte científica. Visto lo visto, ante decisiones como ese comité organizador del symposium, creo que no me pierdo gran cosa. Lo siento de veras. De todos modos, estoy segura de que será una gran aportación en la mesa redonda.

Anónimo dijo...

Cuando propuso el tema, fuí de los que dije TOLERANCIA CERO. Se habla del peligro de las drogas, pero muy poco de la droga que más abusan nuestros jóvenes, el alcohol. Y el botellón sigue causando estragos. El otro día me comentaba mi hijo (15 años) que un amigo suyo(16 años)estaba muy preocupado porque ya no le costaba tragarse los cubatas y que ya "los necesitaba". Francamente, el tema es preocupante y, lo peor, nadie parece saber como solucionarlo.

Saludos

lulusemua dijo...

Estoy de acuerdo con usted, ya q los adolescentes no beben vino...podría llegar a decir q es "cutre" beber vino.
Lo más importante es saber entender los conceptos y luego analizarlos.
Está claro que formamos parte de una minoría que entiende la vida de otra manera...