domingo, 24 de agosto de 2008

Estoy indignado...morbo...morbo...morbo...

Escribo sin haber sufrido la pérdida de un ser querido en un accidente de aviación como el ocurrido en Barajas aunque sí en otras circunstancias muy dolorosas. Quizás por deformación profesional, como médico, me pongo"enfermo" al ver las noticias que se estan repitiendo hasta la saciedad por periódicos, radio y televisión. Comprendo que todo el mundo tiene derecho a expresar su dolor y sentimientos de la forma que mejor sea para su espíritu pero los sentimientos son privados.

Lo que hacen los medios de comunicación no tiene nombre. Es indignante. El morbo que es esa tendencia obsesiva hacia lo desagradable, lo cruel, lo prohibido preside toda la información que nos atosiga. Ha habido un accidente de aviación. Han muerto las mismas personas que en un par o tres fines de semana. Hay autobuses que vuelcan, accidentes de tráfico múltiples, desastres naturales, etc. y no hay tanta insistencia en enfrentar a los familiares con técnicos, con la compañía aérea y las autoridades.

Seamos francos. La compañía aérea no andaba bien y eso lo sabe todo el mundo. Pero los pilotos del avión no tenían intención de morir ni de provocar el accidente. Algo ha ocurrido que sólo los expertos podrán averiguar transcurrido mucho tiempo. No "se pueden exigir respuestas inmediatas" porque no las hay.

Por otro lado, quizás yo sea un bicho raro, está el tema de la identificación de las víctimas o "los restos" de las víctimas. La mayoría deben estar carbonizadas o descuartizadas. Es decir irreconocibles. Les podrá parecer una animalada lo que les digo pero estoy convencido de que no querría, por ejemplo, ver a mi esposa en condiciones tan terribles. Las largas esperas para cotejar el ADN de una parte del cuerpo humano y confirmar que un trozo "me pertenece" no me parecen nada útiles.

El apoyo psicológico me parece fundamental así como esclarecer las causas del accidente. La ayuda económica a los que se han quedado sin familia tendría que ser suficiente e inmediata. Estoy convencido de que se harán promesas rimbombantes al estilo ZP, pero luego vendrán los abogados con las rebajas...

Aunque sea al lado de una pista de despegue pondría algún recordatorio bien visible. A mí, como he señalado antes, si sé que mi familiar querido está allí ya me vale. Porque lo importante es llevarlo en el corazón.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Dr Santi, tien usted toda la razón..es indignante ver cómo nos bombardean con tanta información y datos "amarillos" acerca del suceso. Esto no hace más que alimentar el morbo y no me parce que se esté teniendo respeto hacia las víctimas ni hacia sus familiares.
Me sumo a su indignación (si me lo permite).
Un saludo

Dr. Gluck dijo...

Sin perjuicio de la comprensión y apoyo que hay que dar a los familiares de las vicitmas, hay que admitir que tiene ud. razón, parece que las noticias se vuelcan en los datos morbosos del asunto. Incluso los periodicos más serios llenan sus paginas con fotos de familiares angustiados, y si lloran o tienen aspecto desesperado, mejor. A mi desde luego no me gustaría que me hicieran fotos en momentos así.
Además es cierto que igual que se vuelcan el gobierno y los medios de comunicanión con las víctimas de este accidente, igual deberían volcarse con las victimas de los accidentes de trafico, que son muchas más y mucho más frecuentes.

En cuanto a lo del reconocimiento de los cadaveres, coincidimos plenamente en que una vez fallecidos, no debería tener demasiada importancia el saber cuál el exactamente el resto de tu allegado, sin embargo tambíén es cierto que aunque estén en la lista , siempre se puede agarrar uno a la casi imposible posibilidad de que finalmente no subiera al avion o hiciera “trampa” y cambiara su billete por otro, por lo que es comprensible que quieran “asegurarse”.

Y otro detallito es el rebote nacionalista que se ha originado también en los medios de comunicación porque el COI no ha permitido a nuestros deportistas llevar crespones negros y poner la bandera a media asta, .....¿hasta dónde habría que bajar las banderas de Sudán, Congo, Georgia, Irak, etc, dónde cada día mueren cientos de personas por la guerra, el hambre, el sida.....?
Un saludo.

Anónimo dijo...

cuanta razon tiene, tanto usted como las dos personas que han comentado la entrada en el blog...

lo peor es, como antes apuntaba dr. gluck, el nacionalismo palpable... "ha ocurrido en españa y por eso es extremadamente mas tragico que cualquier otra noticia que ocurra en el mundo"...esta claro que se vive de otra manera en el propio pais pero es muy triste que mueran el triple de niños todos los dias en cualquier lugar de africa y no se dedique un misero minuto en las noticias para concienciar de que SE PUEDE AYUDAR...para este accidente ya no hay solucion, es algo que ha ocurrido y tenemos que saturarnos de informacion, que la mayoria de veces no interesa lo mas minimo (como la vida y obra de cada una de las personas que viajaban).

por otra parte me llama la atencion la necesidad cuando ocurren este tipo de cosas de buscar siempre culpables...pero supongo que es logico, sobre todo por parte de los familiares de las victimas.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, es indignante ver como un periodista pregunta a un familiar que va al Ifema a ver a su hermano, que ha perdido a su hija, cómo se siente. Creo que ellos mismos no saben que decir o preguntar y llegan al absurdo.
Creo que los familiares están mosqueados porque en el fondo en estas cosas se sabe que mucha promesa cuando el tema está en el aire, pero en el fondo, luego todo queda en el olvido. Y sí, desde luego que hay muchas más víctimas por otras causas, pero eso ya, desgraciadamente deja de ser noticia en el mundo "desarrollado" porque es repetitivo y no genera audiencia. Esa es otra gran desgracia.
Un saludo.

Slow Mary dijo...

Pues si, amarillismo a tope, y ya ni le cuento los medios de por aqui...

Lluís Comas dijo...

Estimat professor i malgrat tot amic:
Volia només fer un comentari sobre l'aspecte de les identificacions en catàstrofes com de l'avió que vosté esmenta. Si ho mirem des del punt de vista legal (afecció meva com sap vosté), és imprwescindible la identificació perquè si no, no es por certificar la mort de la persona amb tots els problemes que això comporta. Com a exemple temes d'herència. En cas de no identificar i havent-hi indicis passaran 10 anys fins que el jutge no pugui decretar la mort.
Sobre aquest tema, pensi vosté el desmesurat interès d'algunes families que els ha desaparegut l'avi amb Alzheimer i fan cartells pels carrers, despotrriquen de la policia perquè no hi posa interès en buscar.los... i és que si aquesta persona tenia propietats i no el troben, fins a un minim de 10 anys més tard la familia no podrá accedir a l'herència. No dic que tots els casos siguin per pur interes pero....
Afectuosament

Enrodes