lunes, 2 de junio de 2008

Muerte súbita del lactante; un miedo que planea los primeros meses

Tenemos en España una Asociación para la prevención de este misterio de la pediatría. Según ella:

El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se define clínicamente como "la muerte repentina e inesperada de un lactante aparentemente sano". Representa la causa de muerte más importante en lactantes con edad inferior a un año, excluyendo el período neonatal.Todavía hoy no se han podido determinar la o las causas últimas que originan el SMSL. Es una de las enfermedades más desconocidas de nuestros días.

Hay 3 grupos de bebés con más riesgo:

  • Algunos prematuros que presentan apneas o pausas prolongadas sin respirar y a algunos prematuros con displasia bronco pulmonar.
  • Lactantes que presentan una apnea de causa desconocida o un Episodio Aparentemente Letal - EAL (sensación de falta de respiración, cambios de coloración, piel morada o pálida, pérdida de tono muscular o fuerza, con aspecto de muerte inminente y que se recupera después de una reanimación vigorosa). Posteriormente estos niños presentan signos físicos normales. No obstante es fundamental aclarar las circunstancias del episodio y matizar sus características, ya que las posibilidades de reincidencia son muy altas.
  • Hermanos posteriores o gemelos de una víctima del SMSL, por las posibilidades de reincidencia que existe.

Sabemos que: es poco común antes del mes y después de los 6 meses. La máxima incidencia entre los 2 y 4 meses. Esporádico desde los 6 a los 12 meses. Excepcional después del año. Mas frecuente en varones (3-2). Hay una historia de infección respiratoria leve o síntomas gastrointestinales la semana previa. Los hermanos siguientes tienen las siguientes probabilidades que les ocurra lo mismo: 2,1% (10 veces más) y un hermano gemelos 4,2% (20 veces más). Es más frecuente cuando reciben lactancia artificial, en pretérminos pequeños por su edad de gestación, pretérminos con displasia pulmonar, neonatos con anoxia neonatal, Test de Apgar bajo, menor respuesta a estímulos, mayor frecuencia de ingresos hospitalarios, lactantes con reflujo gastro-esofágico y/o con dificultad al tomar alimento. También en madres multíparas con intervalos cortos entre embarazos, solteras, madres jóvenes, historia de abortos previos, anemias durante el embarazo, adicción al tabaco o drogas (opiáceos o cocaína), falta de cuidados-controles pre y postnatales. Hay un mayor predominio en áreas urbanas en los meses fríos y durante el sueño (entre las 00.h y las 9h) y en bebés que duermen boca abajo.

En la revista The Lancet, una de las más prestigiosas del mundo, acaba de publicar una posible asociación entre algunos casos de muerte súbita del lactante y una bacteriemia -bacterias que invaden la sangre- por estafilococo y E. Coli.

Creo que es un hallazgo poco importante por una razón; es una asociación de hechos. Puede abrir un camino pero largo. Tampoco hay vacunas contra ambas bacterias.