domingo, 23 de agosto de 2015

La lactancia materna y el fanatismo

La lactancia materna siempre es motivo de debate. Las posiciones a favor de ella están justificadas por sus beneficios, pero siempre he defendido que la madre es la que decide como quiere alimentar a su hijo: leche materna o fórmula. Las dos tienen su justificación y la Asociación Española de Pediatría comenta a este respecto: "Desde aquí pedimos que no se cree un enfrentamiento innecesario entre ambas opciones, que son igualmente respetables."

Hace poco se celebró la semana de la lactancia materna y, como era de esperar, ya se han desatado comentarios enfrentados . Por un lado, al publicarse la historia de la madre que amamanta al hijo de una amiga y, por el otro, tras el escrito de una ginecóloga, madre de cuatro hijo a los que ha amamantado, en contra de la "Bressure" que avergüenza a las madres que no dan el pecho.

Es evidente que el mundo progresa o retrocede según los fanatismos. Sin embargo, en temas tan personales como este debería imperar el sentido común.