domingo, 21 de junio de 2015

MÉDICOS RESIDENTES (RESISTENTES)

Cómo era el hospital cuando empecé
(Reproducido sin permiso)
Este es el título de un estupendo post del Dr. Iglesias Diz. Por suerte, he dejado atrás algunas situaciones que "me estresaban" como los exámenes o las guardias. Ya no tengo que examinarme de nada aunque me gusta estudiar; nada de malos ratos en solitario frente a un papel. Tampoco hago guardias en el hospital. Cuando empecé sólo había un pediatra de guardia, para todo el hospital.

Al trasladarme a cuidados intensivos, ya ascendido a adjunto de pediatría, vigilaba y trataba yo solo a los enfermos de la UCI de mayores y de neonatos (unas 25 camas de alto riesgo incluyendo los partos). Las jornadas eran casi de 30 horas y sin parar (desde las 8 de la mañana hasta las 15 h del día siguiente). Por eso, también nos llamaban "resistentes" en vez de residentes. Cuando vuelvo la vista atrás, me doy cuenta de que he trabajado mucho...

Por suerte, estas maratonianas jornadas se han regularizado aunque no dejan de ser agotadoras. Algunos residentes "no resisten"  al sueño o al estrés desembocando en suicidio.