martes, 28 de abril de 2015

Lo último sobre piojos

La Academia Americana de Pediatría acaba de publicar un nuevo informe-revisión del estado actual de la infestación por este artropodo, su tratamiento y las medidas higiénicas para el entorno del "piojoso". Estos bicho siempre ha tenido mala fama y su presencia en la cabeza del niño crea una sensación de rechazo por parte de todos los que le rodean. Tiene su explicación histórica porque, según la RAE, aparte de tener piojos también lo define como persona miserable, mezquina y, también, sucio, harapiento. Para animar a cualquiera.

Sabemos que los piojos han sido compañeros del hombre desde la antigüedad,  que no son un peligro para la salud y que no transmiten enfermedades. A pesar de ello, estigmatiza al niño y a su familia de tal manera que, en muchas ocasiones, no se le permite ir a la escuela, a casa de sus amigos o a fiestas. 

En este documento clarificador expone todos los aspectos que se relacionan con el piojo:

  • Agente etiológico
  • Epidemiología
  • Transmisión 
  • Diagnóstico
  • Tratamiento: este capítulo es el más amplio describiendo los pediculicidas de uso externo aceptados y los que se pueden dar por vía oral. Los tratamientos alternativos con productos "naturales", agentes oclusivos, desecación y  la eliminación manual son los más populares pero no los más útiles
  • Prevención: a través de medidas ambientales en el domicilio y en la escuela