miércoles, 18 de junio de 2014

La enfermedad mano-pie-boca y el virus Coxsackie atacan de nuevo


Este desconocido virus por los legos en la materia, puede producir una amplia variedad de síntomas. El 50% de los niños infectados por él ni lo notan. Algunos, tienen fiebre sin síntomas que dura tres días. En otros, se acompaña de dolor de cabeza y dolores musculares o de dolor de garganta, malestar abdominal o náuseas. Aparte de la fiebre, el virus Coxsackie puede provocar distintos síntomas que afectan a diferentes partes del cuerpo: 
  • Enfermedad mano-pie-boca que cursa con ampollas rojas y dolorosas en la garganta, la lengua, las encías, el paladar duro y la cara interna de las mejillas, así como en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Puede provocar la pérdida de uñas temporal e indolora (onicomadesis)
  • Herpangina: una infección de garganta que cursa con úlceras y ampollas rodeadas de un anillo rojo en las amígdalas y el velo del paladar
  • Conjuntivitis hemorrágica: una infección que suele empezar como un dolor de ojos que rápidamente evoluciona a enrojecimiento, lagrimeo, hinchazón, fotofobia (sensibilidad a la luz) y visión borrosa
En la foto, enviada por correo electrónico por una mamá, pueden hacer el diagnóstico de una de ellas.