sábado, 15 de febrero de 2014

Gossiping, Sexting, WhatsApp, Snapchat, Facebook Poke, Informer, Clipchat y Telegram

1948. Gossip. Norman Rockwell
No me gustan los anglicismos pero debo reconocer que la adaptación de inglés a las nuevas acepciones es tan rápida que la RAE parece ir a paso de tortuga intentando adaptarlas al español. La combinación de adolescencia con Internet y tecnologías de la comunicación puede ser explosiva. Para bien y para mal. Ciberbullying, grooming y otras formas de acoso conocidas como fenómeno Gossip y el fenómeno Informer. Entre los adolescentes la comunicación con los compañeros resulta "vital". Cuando eramos jóvenes todos intentábamos hacer lo mismo pero con medios más pobres. Y la comunicación visual instantánea y anónima ha desarrollado muchos riesgos para los jóvenes.

Veo en la consulta a muchos padres "inmigrantes digitales" que aprenden de sus hijos las novedades tecnológicas. Se enteran tarde "de lo último". WhatsApp, la mensajería casi gratuita, ha arrasado entre padres e hijos. Yo no lo tengo todavía y mis propios amigos me llaman retrógrado... "tú que sabes tanto de eso". Pero otras más recientes como Snapchat y su nueva oponente Clipchat (twitter y snapchat juntos) o similares pueden causar estragos al favorecer el "derribo del enemigo".

Parece que Telegram solventará muchos de esos problemas.

Lo último: Facebook ha comprado WhatsApp


Nota de un experto de la UPC, Alejandro Navarro Dellá, director de Cubometa:

Telegram es una aplicación de mensajería que dudo que resuelva ninguno de los problemas de los que hablas, porque, que yo sepa, la única novedad que incorpora es un sistema diferente de encriptación de los mensajes, que tampoco parece ser una maravilla: permite que el servidor lea los mensajes, según lo que he leído1. Además, en Telegram los mensajes se envían sin encriptar por defecto. Que yo sepa, esto pasa tanto en la aplicación para iOS2 como en las tres aplicaciones para Android3, todas ellas creadas por Telegram LLC.
Que los mensajes se encripten no evita el acoso ni ninguna de las situaciones que comentas en el artículo, porque el nivel de seguridad4 de un método de comunicación no tiene influencia sobre la cantidad de casos de acoso basados en él, más allá de que:
  • personas con más experiencia con ordenadores puedan usar unos métodos determinados que sean más seguros (lo que los haría menos atractivos para los atacantes y menos conocidos para la gente, lo que a su vez también los hace menos atractivos para los atacantes).
  • quien acose o ataque a una persona podría usar la cuenta de otro usuario (por ejemplo, de un amigo de la víctima) para generar confianza y cargarle el “marrón”.

El “fenómeno Gossip” y el “fenómeno Informer” ni siquiera se basaron en aplicaciones de mensajería, sino en una aplicación de cotilleos llamada Gossip y en páginas de Facebook, respectivamente. En el Institut de Sales tuvimos un Informer; yo, como delegado de mi clase, ayudé a que fuera cerrado, aunque nunca descubrí quién lo administraba.

Referencias y notas

  1. “Telegram, AKA “Stand back, we have Math PhDs!””, de Geoffroy Couprie. http://unhandledexpression.com/2013/12/17/telegram-stand-back-we-know-maths/
  2. Aplicación de Telegram para iOS: https://itunes.apple.com/es/app/telegram-messenger/id686449807
  3. Aplicaciones de Telegram para Android, todas ellas creadas por Telegram LLC:
  4. En este caso, “nivel de seguridad” se refiere a la cantidad de medidas que se ponen en funcionamiento para comprobar que los que se comunican son quienes dicen ser, que nadie lee y/o manipula los mensajes mientras circulan, …