lunes, 10 de junio de 2013

Excelente Congreso de Pediatría de Sevilla y mejor organización

Muchos asistentes a pesar de la crisis pero se ciernen nubarrones para el futuro. Las reducciones en los ingresos económicos y de los permisos para acudir a estos eventos -se tendrán que utilizar días correspondientes a las vacaciones- no presagian nada bueno. El año próximo se espera que cada vez menos pediatras puedan asistir a las reuniones científicas. Una pena. La destrucción sistemática de la sanidad pública en momentos de crisis será un desastre para la salud de los ciudadanos. Tanto que incluso sería posible una disminución notable de la esperanza de vida tal como ocurrió en la URSS tras su desmembramiento. En otras palabras, nos moriremos antes.

Los congresos son muy importantes para poder ver y charlar con mucha gente en poco tiempo. Las conversaciones informales en los tiempos libres dan la oportunidad de intercambiar ideas, promover proyectos y "poder tocar" a los amigos lejanos. Ha sido una buena combinación de ciencia y alegría. ¡Qué simpáticos son los sevillanos!. La organización y movimiento de casi dos mil personas a cargo de El Corte Inglés ha sido impecable. Y a los que les guste la marcha, el pijerío y más, pueden visitar este curioso hotel aunque yo prefiero algo más serio y tranquilo.