domingo, 7 de abril de 2013

¡Quiero una moto!

Mi primer ciclomotor
No se si una ve lo comenté pero me llama la atención que los adolescentes no pidan una moto - escúter cuando antes era el objeto más ansiado al finalizar unos estudios y lo podían conducir. Las cosas han cambiado de una forma radical y no sólo por la crisis.

La moto era una forma de destacar sobre el resto pero también una forma de relacionarse. El que tenía moto podía desplazarse a casa de sus amigos/as y, más importante, podía llevar detrás a los escogidos. El motorista varón podía llevar a su princesa a caballo en su corcel. Los móviles iniciales de baja gama no lograron desplazar a la moto ya que sólo eran asequibles para los padres por diversos motivos. Los móviles "inteligentes" les permitido estar en grupo sin necesidad de moverse. Ahora un móvil puede costar unos 600 € (sofisticado) y un escúter más de 1.500€ (el más sencillo). Los gastos de un escúter son muy superiores al del móvil y cada vez lo serán más (gasolina, seguro, reparaciones) aparte de su rápido deterioro o "envejecimiento". Por supuesto, ni la moto ni la motocicleta desaparecerán pero los jóvenes los usarán como medio para desplazarse hasta lugares estrictamente necesarios (estudios, vivienda lejana, ¿trabajo?, etc.). 

La crisis económica puede hacer que la venta de motos y ciclomotores aumente para los que no puedan acceder a un coche. Cuando me casé solo teníamos una Montesa King Scorpion de segunda mano.