miércoles, 5 de septiembre de 2012

Milli Millu, una emprendedora en UK


No soy vendedor ni intermediario pero admiro a las personas verdaderamente emprendedoras como la fundadora de Milli Millu. Ha tenido arrestos para fundar una empresa de bolsos de alta calidad para mujeres ejecutivas que necesitan llevar sus documentos, su portátil o su tableta todo el día sin perder un ápice de elegancia y sin parecer unas representantes mochileras.

Lo de esta mujer tiene miga. No voy a hablar de ella porque sería parcial pero acaba de aparecer una oferta de su empresa para ejecutivas españolas y, hasta el 23 de septiembre, el envío y devolución de los bolsos son sin cargos para los residentes en España. Pulse aquí para mayor información.

Es verdad que estamos en crisis pero no por eso hemos de dejar de trabajar o, por lo menos, "estar al loro" de las oportunidades que se nos ofrecen. En igualdad de condiciones las mujeres son más listas que los hombres y ella lo ha demostrado plenamente. En mi consulta tengo bastantes ejemplos féminas como ella; capaces de levantar un proyecto y materializarlo. De momento, no fabrica bolsos para hombres pero todo se andará. Con la revolución de las tabletas seguro que diseñara algún chirimbolo masculino para que los varones vayamos a las reuniones perfectamente pertrechados y en estado de revista. Además, tendrá que diseñar receptáculos de postín para los adminículos que constantemente estamos buscando por toda la casa. Me explico; a medida que uno se hace mayor va dejando sus gafas, bolis, llaves, móviles, etc., repartidos por todos los rincones. El tiempo perdido en la búsqueda para volverlos a recuperar es enorme y, por ello, los hombres necesitamos mariconeras bien diseñadas para colocar los trastos indispensables.

Hay que saber ser y saber estar; esas son las reglas. El anecdotario nos dice que mosén Xirinacs se presentó ante el President Tarradellas en la Generalitat en chirucas y con mochila y éste le espetó: "Qué tal, mosén, ¿de excursión por el campo?". Hablando del tema de la vestimenta social, dentro de una semana tengo una boda comprometida, familiar. Los casamenteros no son de ir a la última pero la novia va de blanco y el traje, como es de rigor, es un secreto. Mi mujer me obliga a ir con traje y corbata con el calor que hace...yo iría con americana, guapetón eso sí, pero sin ella. A la postre me verán con corbata, seguro.