sábado, 23 de junio de 2012

EL MANAGER DE JUSTIN BIEBER: "ME ORINO EN LA CAMA... A MENUDO"

Foto:GETTY
Lo que para alguien puede ser una diversión para otro, puede significar 'pasar un mal rato'. Comentarios jocosos o burlescos de sobre otra persona pueden ser demoledores si no tiene capacidad de respuesta o los medios necesarios para responder adecuadamente. Miren lo que ha ocurrido con el manager de Justin Bieber, Scooter Braun que tras sufrir una broma pesada del artista ahora quiere la revancha.

Les transcribo la noticia de Europa Press.

"El manager de Justin Bieber, Scooter Braun, olvidó algo muy importante en la noche del domingo: cerrar su cuenta de Twitter. Para el ídolo encontrarse con su página abierta fue toda una tentación. Es por ello, que no dudó un instante y empezó a hacerse pasar por su manager. A los más de 1,6 millones de seguidores del manager les tuiteó: "jajaja mirad quién dejó su Twitter abierto por error, no tiene precio. Te amo Justin. Eres el más grande. Me gustaría tener más pelo. ¡Bromeé!...". Pero Justin no acabó su travesura aquí. Después él escribió: "Me orino en la cama... a menudo".

Una vez que Scooter Braun retomara su cuenta de Twitter pudo enterarse de las hazañas de su cliente. Justin Bieber se había burlado de él y ahora el manager se comprometía a darle venganza. El representante del artista, recuperando su identidad en la cuenta, escribió: "No está bien. Para mis amigos...no era yo. El chico de 18 años de edad tomó mi Twitter. Pido disculpas. Ya estoy de vuelta. Solo me orino en la cama a veces. Y sí...la venganza será mía".
Ahora solo nos toca esperar para ver cómo se la devuelve."

El próximo martes 26 de Junio voy al programa Matins de TV3 para tratar sobre la enuresis nocturna. No sé si podré hablar de este suceso pero, en cualquier caso, es interesante por dos motivos: 1) si la noticia es cierta, los enuréticos pueden estar tranquilos porque ya sabemos que hay adultos y famosos con este problema -aunque no lo digan- y viven su vida normalmente. 2) si no lo es, demuestra que todavía la enuresis sirve como arma para denigrar o humillar a una persona.