martes, 8 de marzo de 2011

Los niños que duermen mal, comen mal o viceversa

En este blog ya había advertido del fenómeno que titula la entrada. Siempre que los padres me dicen que come muy mal o han de luchar para que coma, inmediatamente les pregunto ¿se duerme bien y/o no da problemas por la noche? La respuesta suele coincidir; los remolones para comer lo suelen ser también para irse a dormir.

El insomnio por comportamiento (behavioral insomnia) es muy frecuente (entre el 6 y el 30% de los niños entre 6 y 36 meses) se llama así al que tiene dificultades para dormir, no se quiere ir adormir o permanece despierto reclamando a los padres. Es debido a unos malos hábitos al acostarse promovidos por los padres que siguen las “órdenes de sus hijos”. En esta interacción anormal entre padres e hijo intervienen el temperamento del niño y el estilo de autoridad paterno. Si la “batalla” para acostarse dura tiempo el niño se acuesta más tarde y todos están de peor humor al día siguiente al estar más cansados por haber pasado una mala noche. Es frecuente que el niño se despierte por la noche y vaya a la habitación de los padres y se meta en su cama.

Las dificultades para que el niño coma lo adecuado y a su hora varían desde motivos justificados por padecer un retraso mental o trastornos psicológicos graves hasta los más habituales como escaso apetito constitucional, picoteo entre comidas, selección de alimentos, alargamiento de tiempo para comer, rechazo a comer si no se le distrae, negarse a comer solo y otros muchos. Todas estas dificultades se dan en más de un tercio de los niños menores de 5 años.

Ambos fenómenos, la dificultad para dormir y para comer en el mismo niño y en la misma familia no se había demostrado científicamente hasta la aparición de esta investigación de unos pediatras de Israel. Alrededor del 30% de los niños tenían ambos problemas. Las razones para explicar la asociación la detallan en su publicación pero es evidente que la actitud de los padres frente a estas situaciones parece mostrar que no están seguros de sí mismos ni de su forma de actuar.

7 comentarios:

Paula dijo...

Alrededor del 30% de los niños tenían ambos problemas... luego el 70% de los niños no tenían ambos problemas.
Qué ganas de inventarse "desórdenes" donde no los hay. La mayor parte de los niños que conozco (y conozco unos cuantos) se han levantado por la noche para irse a la cama de sus padres hasta que llega el momento en que dejan de hacerlo. ¿Dónde está el problema? En los que quieren ir en contra de la naturaleza humana, supongo.

Anónimo dijo...

Creo que el problema lo tienen los padres, no los niños. Yo creo que hoy en día, los niños que comen mal son hijos de padres que comen mal. Los niños imitan a los papás, si todos nos sentamos en la mesa a comer lo mismo, los niños comen tan contentos. Mi hija desde luego come mucho mejor sentada con nosotros, cogiendo ella misma la comida con sus manitas y sin hacerle muchas monerías. Me he dado cuenta de que si te empeñas en que coma es mucho peor que si la dejas a su bola. También hay que tener en cuenta que los niños, en general, comen poco porque SON PEQUEÑOS!!
Lo de dormir es otro cantar, para mi que es un proceso de maduración en que que hay poco que hacer, hay niños que duermen bien y otros que duermen mal, punto. A los padre sólo les queda asumirlo y montárselo lo mejor posible para descansar lo más que puedan. Lo que muchas veces se nos olvida es que si los niños tienen sueño, duermen, si tienen hambre, comen, no hay que olvidar que esto son funciones vitales, que todos lo bichos del planeta hacemos. Otra cosa es que no coman cuando nosotros queremos y lo qué queremos y que duerman a la hora que nosotros queramos y donde nosotros queramos. Hemos pasado más tiempo duemiendo en la cueva pegados a los mayores que solos en nuestro cuarto, no hay que olvidarse de esto.

Lorena

SERGIO dijo...

Hola a tod@s,

Pues yo no soy pediatra, pero si madre afectada, y estoy un poco cansada de que por norma se generalice, que cuando un niño duerme mal y come mal el diagnostico suela ser ( casi por norma ) que el niño tiene mucho carácter, por consiguiente tiene problemas de conducta y, luego ya inebitablemente ,los padres somos unos blandengues que no sabemos imponernos.
Mi hija tiene 19 meses, ha comido siempre bastante mal y ha dormido peor. Después de sentirme un poco inútil en mi papel d emadre y de dar bastantes vueltas llegué a la conclusión de que tenía SAHOS ( leyéndolo en libros ) finalemnte una polisomnografía lo confirmó, tenía un SAHOS grave debido a una hipertrofia de amigdalas.

Mi hija está operada hace unas pocas semanas, come de maravilla y duerme mucho mejor...hay que ver qué niña, se le pasó la pataleta entrando al quirófano?

Bromas a parte, pido a todos los profesionales que leean este comentario, que tengan en cuenta el porcentaje de niños qeu ni come ni duerme porqué tienen problemas de amigdalas y vegetaciones.

En nuestro caso nos hubiéramos ahorrado mucho sufrimiento con una simple pregunta: Su hija ronca???

Pues si, mi hija roncaba una barbaridad y yo, que soy novata y no médico no sabia que era tan malo.

Un abrazo a todos y bona nit!

maría dijo...

Es increible el comentariao de come mal por que la mal educas duerme mal por que lo haceis mal comentarios echos por padres cuyos hijos duermen como marmotas y se comen todo.
Mi hija duerme fenomenal pero come fatal desde el dia que me la entregaron en china, jamás ha comido un yogur ni ningún producto lacteo, de echo tiene echas las pruebas de intolerancia a la lactosa y nada de nada.
Simplemente es de poco o nada comer da igual dulce que salado las chuches y los gusanitos se pudren en el armario nunca me ha pedido de comer.
En fin no se si cambiará pero mi hermana de 37 años es igual, se lo habrá dejado en la pila.
Simplement hay inapetentes y no caprichosos y ya está igual que les hay que no saben parar de comer y tienen problemas de sobrepeso cosa que en nuestro caso va a ser que no.
Eso si analitica de sangre y todos los valores perfectos.
En fin muuuchaa paciencia

eve dijo...

Hola! Me impactó el comentario sobre la niña operada, con SAHOS, pues mi hija de 2 años y meses duerme y come muy mal y además ¡ronca!...
Gracias por comentarlo

30/10/2012

Eve dijo...

Gracias por el comentario sobre la niña operada, con SAHOS. Pues mi niña de 2 años y meses come y duerme mal, pero además ¡ronca! Estoy impactada.
Gracias a todos.

30/10/2012

Eve dijo...

Gracias por el comentario sobre la niña operada, con SAHOS. Pues mi niña de 2 años y meses come y duerme mal, pero además ¡ronca! Estoy impactada.
Gracias a todos.

30/10/2012