viernes, 4 de febrero de 2011

La reanimación cardiopulmonar está cambiando... y mucho

Una combinación de dos dispositivos pueden salvar la vida de varios miles de pacientes con parada cardiaca cada año, según la American Heart Association. Ustedes se habrán quedado en el boca a boca y el masaje cardiaco. Más recientemente habrán oído hablar de los desfibriladores eléctricos automáticos- muchos de ellos situados en lugares públicos con gran cantidad de gente como aeropuertos, estaciones o grandes almacenes. Ahora han aparecido dos nuevos artilugios que mejorar la reanimación cardiopulmnar y, por tanto, la oxigenación del cerebro en un paro cardiaco. Su uso a aumentado las posibilidades de supervivencia en un paro cardiaco fuera del hospital de un 5% a un 53%.  Impresionante. para los interesados en el tema entren en la revista The Lancet.

No me voy a extender sobre estos nuevos instrumentos. De momento son sólo para adultos y han de ser empleados por personal especializado.  Uno de ellos, el ResQPump ™ es una ventosa que se coloca en la misma posición que las manos en el esternón como las manos lo que ocurre es que hasta ahora con las manos la pared torácica retrocedía en forma pasiva y ahora, con la ventosa, mejora la descompresión activa del tórax, al tirar de éste hacia arriba más rápidamente y creando una presión intratorácica negativa (vacío) que ayuda a la sangre vaya al corazón. El mango de este aparato tiene un medidor de fuerza y un metrónomo que guía la fuerza de compresión y descompresión.

El ResQPOD ® es un dispositivo de umbral de impedancia (ITD) que impide selectivamente la entrada de gases respiratorios innecesarios entre en el pecho durante la fase de retroceso de la pared del pecho de la RCP. Se inserta en el circuito de ventilación entre el dispositivo de la vía aérea y la fuente de ventilación. Al restringir selectivamente el flujo de aire durante la RCP, el dispositivo crea una presión negativa pequeña pero importante (vacío) en el pecho que se ha demostrado en numerosos ensayos clínicos en humanos y animales para aumentar el flujo de sangre al corazón del paciente durante la RCP. 

Que yo sepa todavía no están disponibles en pediatría. También es cierto que la muerte por parada cardíaca en el niño fuera del hospital es muy baja comparada con el adulto. Con este post he querido mostrarles que, de la fisiología del cuerpo, lo conocemos casi todo pero siempre hay detalles que se pueden "pulir" y perfeccionar al reanimar a un adulto.