lunes, 27 de diciembre de 2010

Beneficios para las relaciones padres-hijos con la práctica del coaching y terapia familiar

Hace poco hable del coaching y hoy lo vuelvo a hacer. Me parece una solución intermedia válida entre el pediatra y la familia cuando los padres tienen conflictos con sus hijos.

A veces, nos encontramos en un proceso difícil en la convivencia familiar y en relación con los hijos. Una de las maneras de salir de estas difíciles situaciones, es acudir a un profesional experto en la resolución de conflictos familiares y escolares, como por ejemplo un coach-terapeuta familiar. El coach-terapeuta familiar, es la persona que acompaña a los padres en el proceso de resolución hasta llegar conseguir sus objetivos, sacando de ellos mismos las herramientas necesarias. Es una técnica que  permite no sólo salir de ese sufrimiento, sino abrir nuevas posibilidades inimaginadas. Los padres aprenden nuevos hábitos y a confiar en sus propias posibilidades como padres y persona. La rapidez en resolver los temas es una de las mayores ventajas del Coaching -Terapia Familiar, más aprender unas actitudes positivas y beneficiosas que les acompañarán de por vida. Es un proceso que permite sacar lo mejor de uno mismo para construir una vida auténtica, con significado y bienestar.

El Coaching - Terapia Familiar es una práctica que ofrece a la persona un proceso de aprendizaje para que, por un lado, se adueñe de su propia vida y de su poder interior, navegando con certeza en los vaivenes del cambio y, por otro, desarrolle su aprender y reaprender no sólo el intelecto, sino con sus emociones, cuerpo y espíritu. El Coach - Terapeuta,  induce a enfrentarse a uno mismos y con "herramientas" desconocidas para animarles a aprenderlo. Se tiene en cuenta a la familia, el origen de ambos padres, el orden, sucesos importantes en una familia, y muchas otras vivencias que se acumulan a lo largo de la vida yen el conjunto de la familia. Los padres aprenden nuevos hábitos y a confiar en sus propias posibilidades como padres y personas.

PS: Estoy "desinquieto". A estas alturas (9.30 a.m.) todavía no sé quién será el nuevo Consejero de Sanidad de Catalunya. Se barajan dos candidatos el director de la Fundación Althaia, Manel Jovells, o Boí Ruiz, presidente de la Unión Catalana de Hospitales. No sé cómo "respiran" pero a muchos "consellers" les cae un petardo encima de tres mil pare de c..j..s.  Los dos están relacionados con la Orden de San Juan de Dios de alguna manera. En realidad, a todo el nuevo govern. Me gustaría que se dejaran de tontadas y se pusieran a trabajar de verdad. Más que eso, necesitan a un buen orador que infunda ánimos a Catalunya y machaque a los catalanes con esta cita: "Cuando lo creas todo perdido, no olvides que aún te queda el futuro, tu cerebro, tu voluntad y dos manos para cambiar tu destino." Wernher von Braun. Lo malo es que ya hemos empezado mal ¿la sociovergencia es para taparse unos a otros?

1 comentario:

Monty dijo...

Felices fiestas, feliz coaching y feliz esté con el nuevo conseller. Saludos!