viernes, 11 de diciembre de 2009

Stop al ¿has sido bueno?

Una carta muy dura a los:

Queridos Reyes Magos,
Este año queremos haceros una petición muy especial, que si nos concedéis, puede ayudar a cambiar para siempre esta fiesta con la que celebramos vuestra llegada y ayudar a que sea de una vez lo que siempre tuvo que haber sido: la fiesta 100% mágica y 100% pura que todo niño merece, aunque sea sólo una vez al año. Veréis, desde hace muchos años algunos papás distribuidos por todo el mundo han ido propagando el bulo de que vosotros estáis constantemente observando lo que los niños hacen para, en función de su comportamiento, traerles más o menos regalos o incluso traerles sólo carbón. Esta historia viene de tan lejos que incluso algunos papás se la creen cuando se la cuentan a sus hijos.

Y claro, de ser cierta esta historia, vosotros dejaríais de ser esos personajes tan generosos, desinteresados y admirados para convertiros en vulgares chantajistas, pues quien da algo sólo a cambio de otra cosa no está regalando nada, está haciendo chantaje. Esta imagen de los Reyes Magos chantajistas, junto a la tensión y estrés que genera en los niños pensar que habéis estado mirándoles todo el año y que igual recordáis esos días que no hizo la cama, o esos días que no tenía ánimos para estudiar, o ese día que se despistó con otras cosas y no recogió su habitación, hace que los niños no disfruten esta fiesta como deberían, ya que el miedo y la tensión no les permite que todo sea fantasía e ilusión.

Los adultos de nuevo, con nuestro egoísmo incorregible, nos hemos apoderado con una mentira de una fiesta que es sólo para ellos con el fin de conseguir que hagan o no hagan cosas que nuestra falta de creatividad no ha conseguido que hagan o dejen de hacer de otra manera que no incluya chantajes o mentiras.

Es por eso que desde esta página pedimos a todo el mundo que firme para que esta fiesta se devuelva en su totalidad a los niños, que desaparezca de ella el chantaje y la mentira, y que ningún adulto intente nunca más aprovecharse de la fantasía e ilusión de sus hijos para modificar su comportamiento. Las firmas que depositéis en esta página servirán para apoyar tres peticiones:
  • A los mayores nos cuesta horrores hacer algo con nuestros hijos por el simple hecho de hacerlo, sin intentar obtener nada a cambio. Al menos en esta fiesta y por una vez al año, dejemos que así sea. Pedimos a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente que a partir de este año y en todas sus apariciones públicas en televisión, radio, prensa o internet, dejen bien claro a los niños que no, que ellos no son unos cotillas ni pretenden ser el Gran Hermano, por lo que ni miran lo que hacen ni les interesa lo más mínimo, ya que ellos traen regalos por igual a todos los niños del mundo, independientemente de lo que hayan o no hayan hecho durante el año, pues ellos traen regalos, no hacen chantaje. En caso de no ser así les pedimos que en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal envíen una carta a todos los niños informándoles de que están siendo observados y en la que deben especificar el fin con el que les espían y proporcionarles una forma de contacto para que puedan rectificar o cancelar los datos que estén recopilando sobre ellos, así como el compromiso de no cederlos a terceros, ni siquiera a Papá Noel.
  • Pedimos a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente que a partir de este año dejen de utilizar la pregunta "¿y como te has portado este año? ¿has sido bueno?" cada vez que se encuentran con un niño, pues esto hace pensar a los niños que sus regalos pueden depender de esa respuesta.
  • Pedimos a los padres que han transmitido esta historia falsa a sus hijos que les expliquen que estaban equivocados o que les pidan disculpas si se la contaron sabiendo que era mentira, por intentar conseguir algo de ellos mintiéndoles y por intentar manipular incluso la fiesta de los niños por excelencia para sacar algún partido.

Yo no quito ni pongo Reyes Magos y ustedes decidirán si están de acuerdo o no; degraciadamente hace tiempo que perdí la "virginidad". Pero hoy repartimos palos a todos; rían un rato con esta carta que cada año se la envío a algún amigo para estas fechas; no pierde vigencia y vapulea la Papa Noel:



Versión en catalán: criatures.cat

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una carta que me parece fuera de lugar. Una exagerada aberración de la realidad. ¡Chantaje! Yo veo pedagógico y muy legítimo enseñarle al niño que ser malo no conduce a nada, y que los Reyes Magos llevan regalos a los niños buenos. Es una forma de hablar. ¿Acaso alguna vez un padre se ha privado de hacerle regalos a su hijo por Navidad por ser un poco travieso? A lo sumo, le habrá dejado un pedacito de carbón. ¿Destruye eso la ilusión y fantasía de los pequeños? Entonces permítanme decirles que Walt Disney es la máxima expresión de chantajista en la mayoría sus películas.

lady jekyll dijo...

A mí de pequeña me decían que si no me portaba bien, los Reyes me traerían carbón, y no me creó ningún trauma. Ni me creaba tensión durante el año, ni nada de nada. Al contrario, me parecía lógico y de sentido común que los Reyes "premiaran" el buen comportamiento.
Estoy completamente de acuerdo con Anónimo.

Saludos, doc

Anónimo dijo...

A mí me parece también un pelín exagerado. Precisamente si de algo pecamos los padres de hoy en día es de ser unos flojos en cuanto a disciplina, como para presionar...
Yo, la verdad es que el argumento RRMM lo uso sólo en épocas cercanas a la Navidad, y en plan suave, vamos sin amenazas.
Yo creo que si por ser un pelín "trastos" les traen un poco de carbón, tampoco van a pillar un trauma...
Marta.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con anónimo. No he sufrido ningún trauma y desde luego es una de las fiestas más bonitas.
Yo utilicé este "chantaje" con mi hija. A los 6 años todavia se chupaba el dedo, habíamos probado todo tipo de técnicas para que dejara de chuparse el dedo y no había manera. Los reyes magos solucionaron el problema. Le regalaron un calendario con 24 chocolatinas mágicas. Las choclocatinas eran unas "medicinas"que le ayudarían a dejarse de chupar el dedo. Si durante 24 días no se chupaba el dedo al final los reyes le traerían una bicicleta. Funcionó!! y me ahorre una buena ortodoncia
Mamen

SOBRELASCASASYSUSCOSAS dijo...

A nosostros nos parece bien, lo vamos a poner en práctica a partir de hoy mismo.