lunes, 13 de julio de 2009

¿Vacuna contra la gripe porcina? Mejor una contra la bronquiolitis

Sí, sí, la gripe porcina. Lo que ocurre es que el nombre sonaba mal y se cambió por el de gripe nueva y ahora gripe por virus H1N1 para no hundir el mercado porcino.

Se está preparando un apetitoso pastel para los laboratorios Sanofi, Novartis y GlaxoSmithKline que en una carrera frenética buscan estar pronto en el mercado para vacunar a troche y moche. Nuestra ministra de sanidad ya ha encargado unos cuantos millones de vacunas y sabemos que el coste rondará entre los 10-15€ por dosis. Afirman que la vacuna aún no está lista pero ya tienen en marcha la producción de miles de millones de dosis para proteger contra el virus H1N. Se necesitarán unos cuatro meses para poder disponer de una que pueda demostrar que sea segura y eficaz. Si todo va bien en diciembre estará en el mercado. El negocio es suculento. ¿Cómo podremos saber si es eficaz si no se ha probado nunca?

Sin embargo quiero volver a recordar que en el Hospital, junto con investigadores de todo el mundo, está trabajando para conseguir una vacuna por vía oral contra el terrible Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y el virus parainfluenza tipo 3 que causan muertes, ingresos y desencadenan asma en los niños pequeños. Al inicio del invierno tenemos que hacer un plan estratégico para contener a todos los bebés y niños que vienen a urgencias ahogándose por la temible bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pequeñas de los pulmones) y neumonías. Para la OMS es una prioridad de salud pública el desarrollo de una vacuna frente a estos agentes. Ya estamos a punto de conseguirlo pero viene la parte más difícil y donde los padres han de hacer una reflexión personal, ser altruista y hacer un acto de confianza en los médicos que trabajamos en ella.

Yo vuelvo a pedir su colaboración. Necesitamos niños sanos entre 6 meses y dos años de edad para darles tres dosis de vacuna por vía oral espaciadas cada 2 meses. Este ensayo clínico se está retrasando por la reticencia de los padres a "a que mi hijo sea un conejillo de indias" . Yo comprendo su postura pero piensen que un niño no es un adulto en pequeño y no avanzaremos en nuestro conocimiento si sólo se hace con adultos

Por eso les digo que es más importante para los niños tener una buena vacuna contra la bronquiolitis que contra la gripe porcina. Si usted ha tenido un hijo o el de un conocido con una bronquiolitis sabrá de lo que estoy hablando. Si su hijo mayor la pasó y tiene otro que cumple los requisitos participe en ensayo clínico que tiene todas las garantías. La primera dosis debe darse entre los meses de abril y octubre de 2009. Unos padres de mi consulta ya están participando y usted ¿por que no?

Como pediatra tengo que gritar: NO a la vacuna de la gripe porcina y SÍ a la de la bronquiolitis.

PS. La foto me la ha proporcionado Pilar, una madre de "chapeau".


6 comentarios:

pacofer dijo...

Esto es sinceridad, y yo ya he opinado sobre el negocio de las vacunas. Estoy con el dr. santi, y si me pillara a tiro su consulta... aunque mi pobre retoño de 2 años está ya más picado que un toro de feria... pero ojo al trasfondo. Millones de euros, asquerosas cantidades para paliar algo que si bien es muy vistoso para la prensa, no deja de ser anecdótico si lo comparamos con cualquier otra dolencia grave de verdad.

Claro, esto va a dar pasta de cojones, de la buena, y no unos cuantos enanos bronquioliticos sin recursos...

Dr.Santi, cada día me cae usted mejor. Estoy por hacer una colecta para el reloj...lástima que a nosotros nadie (bueno, a usted más que a mi) nos escuche.

Saludos.

Carlos López Cubas dijo...

¿Y por qué hay tan poca gente que diga las verdades sin tapujos?
Un aplauso a una opinión como esa, que de tanta porcina se van a olvidar que las farmacéuticas son ya bastante ricas, y si les sale mal la de la bronquiolitis, pues que sigan intentándolo, que una vacuna para la gripe porcina, además de publicidad, no va a ser tan funcional.
Por cierto, enhorabuena por el blog.

Natàlia dijo...

Mi hijo entro en San Joan de Deu para ser un "conejito de indias" de la vacuna contra la bronquiolitis. El trato recibido excelente y las explicaciones sbre la vacuna, dosis, seguimiento... inmejorables. No entiendo como hay tanta gente reacia a dejar que sus hijos entren en estos estudios, eso s, después serán los primeros en pedir que les vacunen cuando la vacuna ya esté probada y acceptada y sobretodo pediran que la pague papa estado.

mamadelola dijo...

Buenas, me parece muy interesante porque mi hija tuvo bronquiolitis a los ocho meses y aunque no llegó a estar ingresada, pasamos un buen susto y varios meses muy malos.

Sobre las vacunas en general, me gustaría saber su opinión sobre este artículo, ya que nosotros nos estamos planteando la vacunación selectiva tras leerlo: http://wordpress.eldedoenlallaga.com/2009/01/31/vacunas-la-hora-de-la-verdad/

Gracias

Ana Celia dijo...

Querido Doctor: creo que es absolutamente necesario tener a disposición de la gente la mayor cantidad de vacunas pero miré Ud. lo que pasó en Argentina:

http://www.corrienteshoy.com/vernota.asp?id_noticia=33862

Madres pobres creian que sus chicos estaban siendo inmunizados pero en realidad muchísimos de ellos solo recibian el "placebo"
para cumplir con la investigación

Dr. Santi dijo...

Gracias por su ayuda. Nuestra proposición para la vacuna contra la bronquiolitis es clara y diáfana. No se paga nada para evitar abusos. Me permito transcribir parte de lo que usted me ha enviado.


Laboratorio realizaba ensayos clínicos con niños pobres

GlaxoSmithKline impulsa una vacuna experimental y recibió una multa de un millón de pesos por captar a pacientes pobres del país para probar sus medicinas. Se trata de la mayor sanción aplicada en Argentina. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica cuestionó la información dada a los padres sobre los riesgos de estos experimentos. Y reclamó a los laboratorios que traten con especial respeto a los pobres.

Es la multa más alta que se haya fijado en la historia de los ensayos clínicos en la Argentina. Y sienta un precedente que las poderosas compañías farmacéuticas internacionales deberán tener en cuenta cuando decidan captar a pacientes pobres del país para probar sus medicinas. Un millón de pesos es la multa que acaba de imponerle el Gobierno a los responsables del estudio Compas, que prueba una vacuna contra el neumococo en casi 14.000 niños de Santiago del Estero, Mendoza y San Juan.