jueves, 14 de agosto de 2008

Personajes admirables. Sir Anthony Headvillage Cherry

En el hospital hay personas admirables. Una de ellas es Sir Anthony Headvillage Cherry, comandante en jefe de las fuerzas vivas del Departamaento de Diagnóstico por la Imagen. Eso le da una ventaja sobre mí porque domina las tecnologías como nadie. Hiperactivo muy bien aprovechado, brillante y con la cabeza bien amueblada ayer, mientras estaba comiendo, me resolvió un problema de conexión Wi-Fi entre dos bocados. Hace tiempo que el hospital instaló esta red inalámbrica pero yo no la había utilizado. Mientras comía decidí probar si podía establecer una conexión con mi PDA Dell; entre el plato, el tenedor, la ensalada, el lápiz y la PDA casi lo conseguía pero fallaba. Antes de derrumbarme sollozando de impotencia pasó Sir Anthony; al verme con los ojos llorosos, congestionado por una crisis hipertensiva y a punto de hacer un infarto, me preguntó que me pasaba. Se lo expliqué, dejó su bandeja de comida al lado de la mía, me cogió la PDA y no tardó ni 30 segundos en hacer la conexión.

Cuando lo ficharon como Comandante en Jefe de las fuerzas vivas del Departamento de Diagnóstico por la Imagen todos sabíamos que había llegado un "cerebrín"; ayer me he dí cuenta de su inmensa capacidad hasta en los detalles más nimios. El mundo está mal repartido; unos con muchas neuronas que les funcionan perfectamente engrasadas y otros que andamos renqueantes usando las que nos quedan.

Yo creo que la investigación neurobiopsiquiátrica debería tener dos ramas. Hasta ahora prácticamente hay una y, sin duda, esta consiguiendo muchos logros. Gracias a ella se han identificado genes, proteinas y trastornos que provocan enfermedades neurólogicas y mentales terribles. Sin embargo, yo propongo otra línea de investigación en la que se trataría de averigüar que "trastornos" genéticos han tenido los genios o las personas excepcionales para salir tan airosos en sus vidas. Yo estoy convencido de que hay personas con una genética deficiente (tipo Seat 600) y otros una muy superior (tipo Ferrari) . La de Sir Anthony es tipo Ferrari y la mía "ni fu ni fá".

A mí no me llegará la época en que en vez de transplante de pelo se puedan hacer de neuronas. Yo "me pediría" algunas de Sir Anthony.


3 comentarios:

Dr. Santi dijo...

Hace dos horas que me han comunicado el fallecimiento del padre de nuestro Jefe de Radiología, al que hoy quería homenajear.Le envío un fuerte abrazo por si llega a leer esta nota.

Santi

lady jekyll dijo...

Aunque no tengo el honor de conocer personalmente a este destacado médico, lamento mucho que haya perdido a su padre. Desde Madrid, también yo le envío un fuerte abrazo y mi más sentido pésame.

L. J.

Jetzt dijo...

Lo lamento, y no imagino mejor consuelo que saber que lo que ha dejado en el mundo es objetivo de elogio.

Por como habla el Dr. Santi se fué orgulloso, la mejor manera de irse.

Mi pésame y ánimo, un fuerte abrazo.