miércoles, 7 de mayo de 2008

La sinceridad de los niños: "Uff, ya no estarás"

Confieso que, a pesar de los años de práctica pediátrica, los "pájaros" a los que visito no dejan de sorprenderme con sus verdades como puños. Creo que en una ocasión les comenté la anécdota de mi placa identificativa que llevo en el hospital. Intento conservarla hasta que finalice mi periodo vital... Un día un jovenzuelo se fijó en la foto y mirándome inocentemente me dijo: "¿tú eres el de la foto?", "Sí, respondí" y él con una llaneza aplastante sentenció: "Pues, ¡que viejo estás!". Simpático el nene... Ayer visité a una princesita simpatiquísima. Le pregunté que quería ser de mayor y sin dudar soltó: "peluquera". "Bueno, le respondí, ya iré a que me arregles el pelo", "Uff, me contestó, tú ya no estarás". ¡Toma castaña!. Hay que hacer caso a los niños. Dicen verdades como puños pero los escuchamos poco...

Estos ejemplos me dan la oportunidad para que los papis promuevan la asertividad, ¿asertividad?¿que es eso, un insulto?. Disculpen pero lo que sigue es un copia/pega algo remodelado porque estoy muy cansado.Más de uno no habrá oído esa palabra. Actualmente este concepto, como parte de de las habilidades sociales, de la persona, reune las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Pongamos un ejemplo: Usted se sienta en un restaurante a cenar. Cuando el camarero le trae lo que ha pedido, se da cuenta de que la copa está sucia, con marcas de pintura de labios de otra persona. Usted podría:

a) No decir nada y usar la copa sucia aunque a disgusto.

b) Armar un gran escándalo en el local y decir al camarero que nunca volverá a ir a ese establecimiento.

c) Llamar al camarero y pedirle que por favor le cambie la copa.


Este ejemplo ilustra los tres punto principales del continuo de asertividad:

Estilo pasivo---------- Estilo asertivo ------------Estilo agresivo

Ni a) ni b) sean conductas apropiadas en esa situación si lo que pretendemos es reducir nuestro estrés.

Estas formas de comportarnos nos hace a veces ineficaces para la vida social, generándonos malestar. Sin embargo, como cualquier otra conducta, es algo que se puede ir aprendiendo con la práctica.

Una de las razones por la cual la gente es poco asertiva, es debido a que piensan que no tienen derecho a sus creencias, derechos u opiniones. En este sentido, el entrenamiento asertivo no consiste en convertir personas sumisas en quejicas y acusadoras, sino a enseñar que la gente tiene derecho a defender sus derechos ante situaciones que a todas luces son injustas. Expongamos aqui una serie de ideas falsas y el derecho de la persona que es violado:

* No hay que interrumpir nunca a la gente. Interrumpir es de mala educación.
- Usted tiene derecho a interrumpir a su interlocutor para pedir una explicación.

* Los problemas de uno no le interesan a nadie más y no hay que hacerles perder el tiempo escuchandolos.
- Usted tiene derecho a pedir ayuda o apoyo emocional.

* Hay que adaptarse a los demás, si no es posible nos arriesgemos a perder una amistad.
- Usted tiene derecho a decir "NO".

* Cuando alguien tiene un problema hay que ayudarle.
- Usted tiene el derecho de decidir cuando prestar ayuda a los demás y cuando no.

Los casos en los cuales no es aconsejable defender nuestros derechos en ese preciso momento son aquellos en los cuales corremos peligro de agresión física o violemos la legalidad (ej. "Skin-heads" que nos insultan por la calle o superior que nos arresta en el ejército). Recuerde: para todo hay un momento, y saber encontrar el momento adecuado para decir las cosas es también una habilidad.

Promueva la asertividad en sus hijos. Serán más felices, maduros y educados.

2 comentarios:

Accelerated Mom dijo...

Ese es le gran problema, que en ocasiones a los niños se les hace saber y sentir que su opinión no cuenta. La famosa frase: "tu te callas". Si sus padres no les escuchan, creceran pensando que sus opiniones no son dignas de ser escuchadas y no aprenderan a escuchar y valorar las de los demas.

Asertividad y empatia, dos actitudes que se enseñan con el ejemplo.

Elda dijo...

Muy bueno, porque muchas personas desconocen lo que es la "asertividad".
Lo felicito por su blog y desearía que mis hijos tuvieran un pediatra como usted.